Leverkusen, Alemania.-El entrenador de la selección mexicana de futbol femenino, Leonardo Cuéllar, afirmó este viernes en Leverkusen, tras la derrota 4-0 ante Japón, que se trata de una caída "dolorosa", pero que el equipo aún tiene posibilidades de pasar a cuartos.

"Quiero felicitar a la selección de Japón porque es un equipo excelente, han hecho un gran partido. Para nosotros es una derrota dolorosa porque nos quita posibilidades (de pasar a cuartos), pero aún estamos con vida y tenemos que seguir", comentó Cuéllar en la rueda de prensa posterior al partido.

"Nos han hecho dos goles en balones colgados y eso te mata, porque son cosas que se regalan. Los dos goles del principio lo pusieron difícil porque tuvimos pronto un marcador muy en contra. Realmente tenemos muchas cosas por trabajar en los próximos días", apuntó.

Cuéllar apuntó que aunque México caiga eliminado el martes en la última jornada del grupo B, este Mundial, al que el país volvió tras doce años de ausencia, habrá marcado un antes y un después en el desarrollo del futbol de mujeres en el país azteca.

"Esta experiencia aquí en Alemania será muy buena para las jugadoras, para su futuro, y también para nosotros en el equipo nacional, de cara a futuros torneos", estimó.

El entrenador de las mexicanas anunció además que las jugadoras van a someterse a un "chequeo médico" para tener la seguridad de que pueden estar en plenas condiciones en el siguiente partido.

En esa revisión habrá especial atención a Maribel Domínguez, que arrastra molestias en un gemelo desde el primer partido y que, con 3-0 en contra en el marcador, fue sustituida en el minuto 62, como medida de precaución.

"La doctora estaba preocupada por Maribel y por eso se decidió retirarla, para que siga con nosotros en este torneo. El otro día (el lunes ante Inglaterra, 1-1) nos sacudió su lesión", explicó.

"Es una jugadora con carácter y ya esta misma mañana no estaba al 100%. En estos días hasta el martes vamos a trabajar la recuperación y la regeneración, para tener a las jugadoras en buenas condiciones", apuntó.

México, hasta ahora concentrado en Colonia, localidad cercana a Leverkusen, cambiará ahora sus entrenamientos a Sinsheim, donde el equipo se enfrentará a todo o nada con Nueva Zelanda en el último partido, en el que está obligado a ganar y esperar el resultado del Japón-Inglaterra, que se jugará a la vez.

BVC