Hay varios mitos con los que se define a la generación Z, los jóvenes de entre 16 y 24 años: sus periodos de atención son cortos, no son leales, carecen de ingresos y no están dispuestos a pagar por contenido. Pero pasa lo contrario, de acuerdo con el estudio internacional Game Changers: Rethinking Sports Experiences for Generation Z, realizado por Nielsen Sports.

Sin embargo, este segmento poblacional atiende eventos por largo tiempo si les interesa, gracias a la cantidad de información a la que tienen acceso se arraigan más a sus afinidades, cuentan con un fuerte poder adquisitivo y consumen más contenido por streaming que otras generaciones.

“El tema aquí es generar interés, despertar su atención. No es que no tengan la capacidad de atender un evento largo, no tienen la capacidad de atender un evento que no les interesa. Son generaciones que brincan de un medio a otro, de una opción a otra por temas de su interés, no estás captando este engagement que necesitan para conservarlo”.

“Como en esta generación tienen mucha información disponible, lo que les interesa lo adoptan de una forma mucho más arraigada y eso es algo con lo que el deporte puede hacer algo mucho más interesante que las otras marcas, porque estás hablando de pasión, de ese engagement que es fácil de entender”, explicó Macarena Alexanderson, directora de Nielsen Sports México.

Las competencias atléticas que este segmento consume más a nivel global que las generaciones que le preceden son surf y deportes extremos, de acuerdo con el estudio de Nielsen. ¿Qué es lo que encuentran atractivo en estos contenidos y actividades los jóvenes?

“Entre las características de estos deportes, son en su mayoría rápidos, son deportes con acción, con esa adrenalina que está presente, no como el deporte motor, el golf, que son consumidos en su mayoría o son mucho más atractivos para generaciones más grandes. Son deportes, además, que tienen esa característica de libertad, de que ‘no hay reglas’ y es algo que a la generación Z le parece muy atractivo”, expone Alexanderson.

Sin embargo, los deportes tradicionales se mantienen atractivos para las audiencias, medios y patrocinadores, ya que son los que aglomeran más cantidad de personas y captan las grandes inversiones, aunque se han ido modificando para los consumidores del futuro.

“Los deportes tradicionales, que llevan más de 100 años y que han sido los más populares, siguen siendo los más populares, siguen siendo los que atraen más números de fanáticos y siguen siendo los que atraen las mayores inversiones tanto de derechos de transmisión como de patrocinadores; lo que está sucediendo es que están diversificando o están ampliando su oferta”, explicó la directora de Nielsen Sports México.

¿Cómo puede el deporte profesional en México capitalizar a la generación Z?

“En México estamos todavía en una etapa de crecimiento. Tienes por un lado una Liga muy madura y un producto muy consolidado que es el futbol y por otro lado ligas como la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, la Liga (Mexicana) de Beisbol, la Liga Mexicana del Pacífico, la liga profesional de futbol americano, que tienen que competir por la atención del fanático. Creo que las propiedades en México lo que están haciendo es aprovechar ese gran interés que están generando las propiedades de Estados Unidos al traer sus partidos, que esa gente que ya está enganchada, que está dispuesta a pagar un boleto, que está dispuesta a ver un gran partido de basquetbol, esa misma, el gran reto es que vayan a mi Liga, que vayan a mi estadio”, señaló Macarena Alexanderson.

Debido a los intereses de esta generación, la forma en que se presentan los espectáculos deportivos ha cambiado con el fin de extender la experiencia más allá de la competencia atlética.

“La ‘festivalización’ del deporte se está dando porque la generación Z lo está demandando. Vamos al partido de futbol, pero antes hay un concierto, hay una expo, hay una feria, esa parte pretende amplificar la experiencia que tienen los fanáticos afuera de la cancha o afuera del estadio. Las plataformas digitales han permitido que esta experiencia no solamente se limite al estadio o a la cancha o a la explanada; a través de las plataformas digitales puedes estar en contacto constante, puedes estar generando dinámicas”.

“Las plataformas que entienden cómo traer ese flujo de regreso al estadio, traer ese flujo de gente que ya está enganchada a través de lo digital, televisión o redes sociales, están haciendo las cosas mucho mejor; esa es ahora la medida del éxito, que la experiencia del fanático no solamente se quede en el momento del partido”, comentó Alexanderson.

¿Esto ya se entendió en México?

“Cómo están desarrollándose las ligas me parece que es como de adentro hacia afuera; están engrandeciendo su producto, lo están haciendo mejor para ser más atractivas para los medios de comunicación; están apoyándose en alternativas digitales, streaming, Facebook, YouTube, que no necesariamente tienen que ser las mismas plataformas tradicionales como la televisión”.

a[email protected]