Gracias, padre del cielo , dijo con las manos hacia arriba Adenor Leonardo Bacchi, Tite, el técnico de la selección brasileña, que luego de tomar hace ocho partidos a la escuadra pentacampeona del mundo en sexta posición y fuera de los sitios que llevan a la Copa del Mundo en las eliminatorias de Conmebol, tiene ahora a sus dirigidos como el primer calificado al Mundial de Rusia, con paso perfecto en Sudamérica.

Dunga, antecesor de Tite en Brasil, fue destituido debido a que, además de que la forma en que jugaba su selección era cuestionada en su país, el equipo se encontraba fuera de zona de calificación, con 50% de productividad y un esquema táctico demasiado precavido (4-1-4-1 o 5-4-1).

Hoy, con 100% de efectividad con su actual DT, con 24 goles a favor y apenas dos en contra, todo son aplausos y felicidad en torno al equipo carioca, pero ¿cuáles son las diferencias que existen entre los dos estrategas?

De entrada, el entrenador que en su historial cuenta con una Copa Libertadores, un Mundial de Clubes y una Recopa Sudamericana con el Corinthians, además de una Sudamericana con el Internacional y siete títulos en el balompié brasileño, dio un golpe de autoridad desde su primera convocatoria.

Del último listado que dio Dunga para juegos de eliminatoria al primero que anunció Tite sólo repitieron 11 de los 23 citados y únicamente cinco de los 11 titulares se mantuvieron en cuadro estelar. Ahora, en los dos últimos compromisos en los que amarró su calificación se pudo ver que de 10 elementos de aquella lista que hizo púbica Dunga en marzo del 2016 sólo tres arrancaron ante Paraguay.

Aspecto táctico, principal virtud

En charla con El Economista, Terni Castro, periodista radicado en la ciudad brasileña de Recife, indicó que a su juicio la selección de su país logró recomponer el camino y mandar en Conmebol por muchos factores . Lo principal fue la disposición y el empeño táctico adoptado por el entrenador.

Él utiliza lo más moderno que hay en el futbol: la posesión de la pelota, cambios de posiciones y triangulaciones analizó el reportero. Y Castro tiene razón, porque en el tema de estrategia el equipo pentacampeón ha echado mano del 4-3-3, colocando a Neymar bien abierto, como luce en el Barcelona , y encontrando en la persona de Gabriel Jesús actualmente lesionado a un nuevo hombre letal frente al marco.

Castro agregó que Brasil también puede pasarla bien actualmente porque aún pueden contar con la producción de delanteros como Neymar, Philllipe Coutinho, Gabriel Jesús y Paulinho entre todos suman 17 goles en la eliminatoria desde que llegó Tite además de que en defensa destacan Marquinhos, Miranda y Casemiro .

Además de las modificaciones tácticas, al entrenador brasileño hay que reconocerle que dejó de apostar por hombres como Hulk u Oscar, para darle toda la confianza a Gabriel Jesús, quien con 19 años y hasta antes de lesionarse, le había aportado cuatro goles en seis compromisos clasificatorios que pudo disputar.

El trabajo y la constancia, ésa que demuestra al apenas hacer un sólo movimiento en el cuadro titular de un juego a otro en sus dos últimos compromisos en los que amarró su calificación obligado por la suspensión de Dani Alves tienen a Tite y a la afición brasileña llenos de calma y optimismo, sensaciones que se extrañaron cuando Dunga intentó llevar a buen puerto al representativo que dirigía.

Tenemos que aceptar la realidad de que estamos en una zona de riesgo. Hay riesgo, sí, (de ser eliminados). Pero hay calidad y un trabajo, y voy a integrarme para buscar la clasificación , dijo Tite al tomar el cargo que dejó vacante Dunga. Hoy el director técnico puede estar tranquilo, porque a cuatro fechas del final de la eliminatoria el equipo que conformó tiene seguro su lugar en el Mundial de Rusia con nueve puntos de ventaja sobre Colombia, torneo en el que muchos aficionados ya sueñan con su sexto campeonato del mundo.