El lunes 11 de noviembre por la noche, aficionados de Rayados de Monterrey acamparon a las afueras de la tienda oficial del equipo para al día siguiente ser de los primeros seguidores en comprar el jersey oficial que utilizará su equipo en el Mundial de Clubes 2019.

Bastaron 3 horas para que la playera versión jugador se agotara, la misma edición que los futbolistas utilizarán en la competencia, modelo del que fabricaron 2019 playeras en manga larga, cada una foliada y con un costo de 2,500 pesos.

Según un estudio realizado por Journal of Consumer Research, los consumidores están dispuestos a gastar más cuando se sienten nostálgicos. Estrategia aplicable a los uniformes deportivos con diseño retro.

“Lo que se busca en esta versión es la nostalgia. Traer un uniforme como éste vincula a la afición actual y a los que tienen años, para generar este proceso de remembranza de los orígenes de la institución que hoy representan en un torneo internacional”, comentó a El Economista, Emilio Herrera, director de Marketing de Rayados de Monterrey.

El Mundial significó una oportunidad perfecta para una edición especial por varios aspectos. La relevancia del evento involucra poder brindar una versión de colección; el tiempo de trabajo causa menor cantidad de producción, y temas del reglamento involucran cambiar el patrocinador principal.

Emilio Herrera mencionó a este diario que los procesos de desarrollo para una equipación oficial del equipo implican cerca de un año para que la producción cuente con nueve meses de trabajo. Sin embargo, la participación de Rayados en el Mundial de Clubes dependió de resultados deportivos que acortan el tiempo a seis meses, que provocaron reducir la cantidad de producción de prendas.

La situación se aprovecha a nivel marketing con un limitado número en existencia que representa exclusividad. “Los volúmenes de producción son muy distintos y te permiten hacer una edición especial de colección”, expresó.

Por ello, el jersey adquiere plusvalía con el paso de los años. Chivas fue el representante de México en el pasado Mundial de Clubes y generó 2018 unidades en diseño retro con un costo de 2,399 pesos. Actualmente, en sitios de Internet como ebay el jersey que utilizó Guadalajara se encuentra en 5,768 pesos, y con el estampado del jugador Isaac Brizuela se vende en 7,691.

“Lo consideramos especial porque el jersey representa el cuarto Mundial de Clubes de Rayados. Creo que con el tiempo aumentará su valor, pero para mí son tan especiales que considero que no tienen precio”, comentó a este diario el aficionado Nicolás Schiller, quien estima que su colección cuenta con un valor de más de 8,000 pesos.

En el patrocinador principal de la playera, el diseño cambió de BBVA a Oxxo, principalmente por el reglamento, que pide utilizar un patrocinio relacionado al club. Por ello se decidió utilizar la tienda de autoservicio que pertenece a FEMSA, grupo empresarial encargado del club.

“Ser patrocinador de Rayados en el Mundial de Clubes es un motivo de orgullo, y estar presentes en tan importante evento nos permitirá contribuir al posicionamiento de Oxxo, empresa mexicana, ante las audiencias que siguen este torneo, así como seguir consolidando nuestra propuesta de valor en los mercados en donde tenemos presencia”, refirió la tienda a El Economista.

[email protected]