Andrés Iniesta, autor del gol que dio a la Furia Roja, fue elegido jugador del partido, en la final contra Holanda.

El autor del único gol de la final del Mundial de Sudáfrica 2010 que le valió a España su primera Copa del Mundo, Andrés Iniesta reconoció, pocos minutos después de haber conseguido el trofeo, la importancia de lo conseguido.

"Es un momento increíble", admitió entre lágrimas. Pese a ello, sin embargo, destacó que el triunfo obtenido –el mayor del futbol español en toda su historia–, fue producto de un proyecto a largo plazo. "Es el trabajo de mucho tiempo ", resaltó.

Por último, el volante del Barcelona, actual campeón de España, recordó a Daniel Jarque, capitán del Espanyol –clásico rival de los "culés"– , quien murió de un repentino ataque al corazón el año pasado.