Antonio Mohamed parece sufrir la atención mediática que conlleva ser entrenador de América, el continuo cuestionamiento de sus decisiones y acciones, además de la evaluación y comparación con su antecesor, Miguel Herrera. Aunque conserva el sentido del humor para hacer bromas, en su discurso siempre resalta el aprendizaje que adquiere cada día que pasa como técnico de Águilas y asegura que al final del torneo será momento para enfrentar el escrutinio público.

Estoy muy bien, muy fuerte. Todas son experiencias que me van a fortalecer, y también a mi cuerpo técnico. Lo que pasa en América me hace forjar mi personalidad, no me asusta nada y estoy contento de estar acá , expresó El Turco.

Apenas hace 10 meses Mohamed se quejaba de la poca atención que se le ponía a sus logros en Tijuana, incluso cuestionó decisiones de la Liga MX que le impidieron reforzarse en Copa Libertadores y resaltó la indiferencia del presidente de la República al no recibir la felicitación oficial y visitar al mandatario en su residencia por el campeonato del Apertura 2012.

En América todo es diferente, empezando por su expulsión y la sanción de dos partidos de suspensión que recibió y por la que dijo estar asombrado de una decisión tan estricta ; por eso desea que sea al final del torneo cuando se evalúe su desempeño, ya que ahora toda la responsabilidad recae sobre él.

Esperaba tener algunos puntos más, sabíamos que íbamos a tener bajones, pero no teníamos contemplado tener tantas bajas y eso nos crea incertidumbre en el funcionamiento , añadió el argentino.

Sin embargo, consideró poco ético criticar o quejarse por la ausencia de sus jugadores para asistir al Tri, a pesar de que en las últimas dos semanas el trabajo de su equipo se vio afectado. Lo más importante es la selección y eso lo tenemos claro todos los entrenadores, debemos de respaldar al cuerpo técnico dando todas las facilidades, eso ya se había pactado, ya sabíamos las reglas del juego , acotó.