Gustavo Matosas mencionó a media semana que habría sido "presuntuoso" pensar que América podría ganar, golear y gustar en su presentación. Y el nuevo técnico de las Águilas tenía razón, porque esta tarde en su debut sus pupilos dieron espectáculo sólo durante unos minutos, lapsos de partido que fueron suficientes para que sacaran el triunfo 3-2 ante León, club que vendió muy cara la derrota en el Azteca.

Parecía que hoy todo sería fiesta para los actuales campeones del torneo. Y es que en apenas siete minutos ya tenían ventaja de dos anotaciones, gracias a un doblete de Oribe Peralta, atacante quien aprovechó el desastre que tuvo el cuadro esmeralda en el inicio del compromiso. Pero todo fue una simple ilusión, porque si bien al final sacaron la victoria, los americanistas sufrieron de más ante su rival, mismo que supo reponerse de dos tantos en su meta para igualar momentáneamente el marcador.

El primer tanto de los visitantes llegó luego de una gran jugada de José Juan Vázquez, volante quien se quitó la marca de dos zagueros para luego mandar un servicio que fue rematado en propia meta por Moisés Velasco, mediocampista que rebanó la pelota y sorprendió a Moisés Muñoz. Momentos más tarde la igualada parcial llegó en una pelota parada que cobró Marcos Caicedo y que remató Mauro Boselli tras una mala salida del arquero.

Para el segundo tiempo, luego de muchos minutos de un partido trabado, con el León bien parado en la cancha, llegó un servicio medido de Osvaldo Martínez, paraguayo quien dejó solo y de frente al marco, dentro del área chica, a Darwin Quintero, refuerzo americanista quien con el empeine cruzó al guardameta y decretó la victoria del América d Gustavo Matosas.

Si bien mostraron una cara espectacular sólo por algunos minutos, las Águilas de Matosas sacaron el resultado y permitieron que su afición se comience a ilusionar con tener un equipo que guste, gane y golee en unas cuantas semanas.

abr