El mánager de la selección de Alemania, Oliver Bierhoff, aseguró este domingo que el objetivo inmediato del equipo de su país en el Mundial de Sudáfrica es alcanzar los octavos de final batiendo a Ghana y no depender del resultado del Serbia-Australia.

"Tenemos que estar concentrados en nosotros mismos, espero que obtengamos los resultados que necesitemos y que no dependamos de otros", explicó Bierhoff, aludiendo al próximo choque de los germanos, ante Ghana el miércoles en el estadio Soccer City de Johannesburgo.

Tras la derrota de Alemania contra Serbia, el viernes (1-0), la selección alemana debe ganar a los africanos para asegurar su pase a octavos de final.

La selección germana también superará la fase de grupos del Mundial si empata ante los africanos en caso de que Australia y Serbia queden igualados, o mejor aún, si los 'Socceroos' ganan a los balcánicos.

Bierhoff, ex internacional alemán, admitió que tenía dudas sobre las posibilidades de Australia en su choque del miércoles, pues salió derrotada por 4-0 ante los germanos.

"Mostraron que tenían moral, tuvieron buenas ocasiones de gol pese a su inferioridad numérica contra Ghana (1-1)", subrayó. "Todo es posible con este equipo, tiene una ínfima posibilidad de clasificarse y juega por su honor. No va a ser fácil para Serbia", adujo.

En cualquier caso, la selección de Alemania sabrá por medio de mensajes de teléfono móvil y por e-mail la evolución del choque entre balcánicos y australianos, porque "al final del encuentro, lo que puede marcar las diferencias es si sabemos que no hay nada de lo que dudar", sostuvo.