Después de 12 años al frente de Santos, Alejandro Irarragorri dejó la presidencia de Santos Laguna. La idea, según reportes de medios, es que en breve se hará oficial la sociedad de Orlegi Deportes y Grupo Salinas para manejar 50% de la franquicia de Altas, un club que le ha significado pérdidas económicas a la empresa de Salinas Pliego, según reportes financieros de la compañía.

Con la salida de Alejandro Irarragorri de Santos, quien será reemplazado por Dante Elizalde, Atlas está en la mesa de negociación.

“No te puedo decir sí en ese tema de Jalisco, ni te puedo decir que no, porque estamos evaluando muchas opciones”, dijo en conferencia de prensa donde puso el punto final, dejando a José Riestra como director de Deportes de Grupo Orlegi (dueña del club Tampico Madero, del Ascenso MX).

“Hoy a mí me toca dar un paso hacia otra visión, otra posición dentro de la organización. Vamos a anunciar una serie de cambios en la corporación. Dante, para nosotros en la organización, es el ejemplo más claro de lo que es un Guerrero de vida. Una persona que sabe escuchar y trabajar con los demás”.

De este modo, Irarragorri cierra un ciclo con campeonatos de los torneos Clausura 2008, Clausura 2012, Clausura 2015 y Clausura 2018, además de conseguir la Copa MX en el Apertura 2014 y el Campeón de Campeones en el 2015.

La salida de Irarragorri de Santos tiene mucho sentido para Atlas. Recientemente el presidente de TV Azteca, Benjamín Salinas, reportó a la Bolsa Mexicana de Valores que el futbol sería evaluado como factor de inversión por el alto costo que implica.

Incluso después del Mundial de Rusia 2018, pese a los buenos números de audiencia, la televisora que cuenta con la propiedad de Monarcas y Atlas mantenía la misma postura de deshacerse de alguno de los dos clubes.

“Los contenidos de TV Azteca y el atractivo diseño de nuestra programación nos permitieron ser líderes de audiencia en México durante el Mundial de Futbol de Rusia. Sin embargo, los costos asociados a este evento —y al futbol en general— hacen de ésta una línea de negocio cada vez menos sostenible desde el punto de vista financiero, ya que afecta la rentabilidad consolidada de la compañía”, detalló Salinas.

Las ventas de la empresa en el segundo trimestre del año 2018 fueron por 3,876 millones de pesos, 11% más que en el mismo periodo del año 2017. Pero los costos y gastos totales fueron 58% mayores.

Además, la televisora también registró un incremento en los costos de producción, programación y transmisión, que después del Mundial fueron 70% más que el año 2017.

TV Azteca continúa con la transmisión de los juegos del Atlas, Monarcas, Puebla, Santos Laguna y Veracruz.