La selección argentina logró el martes una agónica victoria 2-1 sobre Nigeria en el Grupo D y se metió en los octavos de final cuando parecía encaminarse a una inevitable eliminación en primera ronda.

Con el triunfo, la "albiceleste" quedó segunda en su zona con cuatro puntos y en octavos de final se medirá el sábado con Francia, ganadora del Grupo C.

Por su parte Croacia, que cerró su paso por el Grupo D con marcha perfecta y nueve unidades tras vencer 2-1 a Islandia, jugará en octavos de final con Dinamarca, escolta en el Grupo C.

"Este triunfo vale muchísimo, lo necesitábamos (...) Ahora empieza la Copa para nosotros", dijo a la transmisión oficial Rojo. "En la semana le había dicho a los chicos que iba a meter un gol (...) Esto es increíble, recién empieza".

Un golazo de Lionel Messi tras un tremendo cambio de frente desde campo propio de Éver Banega a los 14 minutos puso en ventaja a los sudamericanos, que jugaron mejor en el primer tiempo.

Pero al inicio de la segunda parte, un tiro de esquina cedido por una desinteligencia defensiva derivó en una falta de Javier Mascherano sobre un rival. Victor Moses empató de penal a los 51 con un remate rasante.

A partir de allí la "albiceleste" se desdibujó y pareció que volvía a mostrar su nula capacidad de recuperarse de las frustraciones. Pese a la necesidad de clasificar, Argentina prácticamente no pateaba al arco.

Y cuando todo parecía perdido, a los 86 minutos Rojo empalmó un centro desde la derecha cerca del punto del penal y le dio la clasificación a Argentina.