Hay rutas que exigen al máximo a tripulaciones y vehículos por la dificultad de sus caminos de terracería, por la profundidad de los ríos que hay que cruzar o por las empinadas pendientes que se deben atacar. Pero la última organizada por el equipo de Bosco's Camp y perteneciente al Circuito Nacional Off Road, fue divertida desde los primeros kilómetros recorridos fuera del pavimento.

La ruta llamada MudFest Big Country 2021 se celebró en Jalisco en dos fines de semana (7 y 14 de agosto), cada uno con la asistencia de 15 vehículos 4low (Jeep Wrangler TJ, JK, JL, JT, Ram 1500 y Suzuki Jimny ) y poco más de 30 participantes que llegaron de la Ciudad de México principalmente pero entre los que también hubieron oriundos del estado así como de Puebla, San Luis Potosí, Estado de México, Querétaro e incluso una tripulación extranjera que viajó desde Chicago para participar en esta prueba.

Mudfest Big Country 2021: la clave está en la tracción. Foto: Cortesía Mudfest Big Country

Lodo en la mira

La tienda especializada en equipo off road, Big Country, que además es distribuidor oficial de marcas como Thule, Go Rhino y Rigid, fue el punto de reunión para llevar a cabo las obligadas revisión y charla técnicas antes de salir a ruta. A las 8 de la mañana la cuadrilla dirigida por Juan Bosco, partió con rumbo al estado de Colima, circulando por poco más de 40 kilómetros hasta llegar al punto de salida en donde se adentrarían a la terracería.

A una altitud promedio de 1,600 MSNM, con una humedad superior al 75% y una temperatura cercana a los 39 grados Celsius, los 15 vehículos iniciaron la marcha, una jornada compuesta por poco más de 36 kilómetros entre lodazales, caminos de lodo y grava sin perder de vista una hermosa laguna en medio de la naturaleza. Uno de los momentos más especiales fue al llegar a un antiguo camino a Chapala escondido en la Sierra, y que fuera utilizado a principios del siglo pasado para el tráfico de mercancías.

Mudfest Big Country 2021: la clave está en la tracción. Foto: Cortesía Mudfest Big Country

Las condiciones del terreno obligaron a activar el modo de tracción 4 low (reductora) con bloqueo de diferencial trasero activado. Fue así que los vehículos y sus ocupantes pudieron completar maniobras como drift y giros en 180 grados. El consejo de los organizadores fue dejar siempre una distancia segura entre unidades y nunca circular sobre la misma trayectoria porque el quedarse atascado era más que un riesgo.

Mudfest Big Country 2021: la clave está en la tracción. Foto: Cortesía Mudfest Big Country

Técnica de conducción

En la zona de tierra y agua, los bancos de lodo parecían esconderse a la vista de los conductores. Por eso la indicación general fue poner mucha atención al color del terreno ya que las zonas más oscuras indican la existencia de humedad lo que origina la formación de lodo, que puede ir desde casi seco y duro hasta una trampa como arena movediza.

Como era de esperarse algunos autos quedaron atrapados por lo que fue necesario utilizar el winch, poleas, grilletes, eslingas, pero principalmente trabajo en equipo. Al anclar la unidad atascada a otros vehículos, la clave fue la coordinación para que cada unidad acelerara al mismo tiempo y con la misma fuerza.

Es imperativo enfrentar el banco de lodo con manos firmes al volante, circular en línea recta para no perder tracción y aprovechar la fuerza de la inercia. Es importante no acelerar a fondo  para que de esta manera que la capacidad de tracción y desagüe del taco del neumático no sea sobrepasada.

Mudfest Big Country 2021: la clave está en la tracción. Foto: Cortesía Mudfest Big Country

autos@eleconomista.mx