La fima de la estrella recientemente lanzó su sedán Clase C. En un evento de alcance mundial vía plataformas digitales, ejecutivos y personal que participó en su desarrollo, explicaron cada uno de los avances que lo convierten en uno de los sedanes medianos más tecnológicos del mundo. Estas son algunas de las novedades del Mercedes-Benz Clase C del que se han vendido 10.5 millones de unidades desde 1982, cuando llegó al mercado como Mercedes-Benz 190.

Su diseño está concebido bajo la idea “Cab-backward-design” en la que elementos como el parabrisas y la cabina están colocados de forma más retrasada. Se suman una mayor distancia entre ejes y una parrilla con elementos distintivos para cada versión.

Para el clúster se dispone de una pantalla LCD cuya superficie puede ser de 10.25” o 12.3”, de acuerdo a la versión. Gracias a su alta definición y al software que la controla, su vista puede ser configurada al gusto del conductor.

En la consola central no existen botones, todos los sistemas se controlan por medio de una pantalla vertical que puede ser de 9.5” y 11.9”. Esta orientada hacia el conductor y ofrece la última interfase para hacer más amigable la navegación.

Foto: Cortesía

La segunda generación del MBUX (Mercedes-Benz User Experience), es más rápida y potente pues tiene más aplicaciones. Tiene 4 modos de visualización que modifican por completo la ambientación interior.

El Asistente Hey Mercedes ahora es capaz de distinguir la voz de distintos ocupantes, y gracias a que el software puede actualizarse vía WiFi, es capaz de reconocer más diálogos y de aprender más expresiones.

Agrega la herramienta Smart Home de MBUX, que al conectarse a la red, puede interactuar con el hogar del conductor para preparar la ambientación al momento de su llegada como la temperatura interior, la iluminación, entre otros.

Online Music, también de MBUX, es una conexión vía streaming con la que el usuario puede conectarse con su servicio de música en línea para contar con sus listas de reproducción preferidas.

Over the Air (OTA), es la plataforma que permite la actualización del software principal del auto. Siempre que esté disponible una nueva actualización aparecerá un mensaje en el MBUX.

Como un sistema opcional, Mercedes-Benz ofrece el Digital LigLIGHT que puede proyectar líneas auxiliares o símbolos de advertencia sobre el pavimento. Cada faro tiene un módulo de iluminación con tres LED de alta potencia y 1.3 millones de espejos en miniatura, que reflejan y refractan la luz. De esta forma la iluminación alcanza una definición superior a 2.6 millones de píxeles.

Como opción también está un sistema de amortiguación regulable progresivo. Las variantes híbridas conectables de serie llevan una suspensión neumática en el eje trasero.

También como un extra se puede contar con el eje trasero direccionable que permite que el ángulo de las ruedas varíe en 2.5 grados con lo que el diámetro de giro disminuye en 43 centímetros. A menos de 60 km/hr giran en sentido contrario a las ruedas delanteras; por arriba de esa velocidad lo hacen en la misma dirección.

Las diferentes mecánicas ahora son completamente híbridas enchufables. Estrenan también un turbocompresor de doble entrada con unión transversal de fluidos.

marcos.martinez@eleconomista.mx