La Dirección General de Vinculación Cultural será la encargada de desarrollar el Programa de Cultura Comunitaria de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, además de que la Coordinación Nacional de Desarrollo Infantil Alas y Raíces, nuevamente estará adscrita a esa instancia.

Esther Hernández fue nombrada directora general de Vinculación Cultural, mientras que Antonio Rodríguez, Frino, es el nuevo coordinador nacional de Desarrollo Infantil, cargos que asumieron ante la Subsecretaria de Diversidad Cultural, Natalia Toledo, se informó en un comunicado.

Durante el nombramiento, Esther Hernández, se dijo honrada por la confianza para albergar y tejer el Programa de Cultura Comunitaria en la Dirección General de Vinculación Cultural, instancia que ya realiza un trabajo de sensibilidad y acercamiento con los estados.

“Pero ahora nos toca cubrir otro nivel en la vinculación cultural y es un nivel que va hacia abajo, es de profundidad y tiene que ver justo con la vinculación comunitaria”, comentó.

Se trata, dijo, de una iniciativa de renovación cultural que “tiene que ver con poder vincularnos y trabajar con los individuos, los colectivos y las comunidades que han sido históricamente discriminados”.

Indicó que el Programa de Cultura Comunitaria pretende hacer efectivo el derecho a la cultura y los derechos culturales de individuos y colectivos de comunidades en situaciones de vulnerabilidad social y contextos de violencias.

Se entretejerá con las acciones que ya desarrolla la Dirección General de Vinculación Cultural, para ampliar su espectro de acción con un trabajo fundamentalmente territorial.

La nueva titular destacó que se trabajará para modificar las reglas de operación de programas emblemáticos como el de Apoyo a la Infraestructura Cultural de los Estados y el de Apoyo a las Instituciones Estatales de Cultura.

Precisó que el objetivo será simplificar los trámites y hacer más corto el trayecto entre el recurso y la persona, así como involucrar a organizaciones de la sociedad civil en el trabajo institucional a nivel comunitario.

El sociólogo y músico Antonio Rodríguez, Frino, asumió el cargo de coordinador nacional de Desarrollo Infantil Alas y Raíces. Destacó que el reto será que la instancia funcione a nivel federal en una relación estrecha con los estados.

En este sentido, anunció que en esta administración, Alas y Raíces volverá a ser parte de la Dirección General de Vinculación Cultural y realizará trabajo conjunto en programas como Semilleros Creativos, Territorios de Paz y Misiones Culturales para atender a municipios vulnerables con altos índices de violencia o de pobreza en todos los estados.

La prioridad, destacó, es que los programas sean nacionales y atiendan a todas las entidades, por lo que también se buscarán alianzas con la Secretaría del Trabajo para participar en el programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Antonio Rodríguez, Frino, destacó que en esta iniciativa se puede participar a partir de la retribución social de los becarios, ya que el arte es una actividad que también requiere capacitación, no sólo inspiración.