La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) entregó a México el Certificado de Registro Binacional (México-España) que reconoce la cerámica de talavera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En una ceremonia realizada en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, los secretarios de Cultura, Alejandra Frausto, y de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, recibieron de la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, el Certificado de Registro Binacional (México-España) del “Proceso fabricación de la cerámica talavera como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, con lo cual los procesos artesanales de cerámica de talavera que se practica en los estados de Puebla y Tlaxcala, además de la cerámica de talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo, en España, quedaron inscritas en la lista del organismo.

La artesanía de ambos países fue declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad desde el 11 diciembre del 2019 en Bogotá, Colombia, durante la 14ª sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, donde se votó la inscripción de la talavera en la lista representativa.

El embajador de España en México, Juan López-Dóriga Pérez, manifestó que la decisión de la UNESCO premia la candidatura binacional y reconoce el vínculo cultural de España con América Latina.

Mientras que la secretaria Alejandra Frausto destacó que se sigue fortaleciendo un arte tradicional.

“Desde la época prehispánica, México es un país moldeado en barro, así empezó un diálogo a través de la tierra, el agua y el fuego, que entró en plena concordancia con la tradición alfarera venida de España, de modo que el manejo de la talavera se dio forma muy natural y es lo que hoy se está reconociendo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, enfatizó.

En su intervención, el canciller Marcelo Ebrard señaló las raíces profundas que unen a España y México, e hizo un reconocimiento a los artesanos de talavera “quienes han defendido esa tradición, y que también han aportado nuevos elementos para que sobreviva en un mundo moderno”.

“No nada más es conservar, sino cómo hacemos frente a los nuevos retos que nos plantea la tecnología, los cambios en las sociedades. Y lo han hecho muy bien”, concluyó Ebrard.

[email protected]