Aquiles Chávez es un reconocido cocinero mexicano que ha plantado profundas raíces en la cocina del estado de Tabasco, su casa, y su primera referencia en el mundo de los fogones profesionales.

Ahora, con su sello Sotero en el centro de la ciudad de Pachuca, Aquiles Chávez se ha posicionado como uno de los mejores embajadores de la cocina mexicana a nivel internacional, ya que es conocido como uno de los pioneros en la televisión  gastronómica, lo cual le ha llevado a recorrer gran parte de Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Chávez creció al sur de México en donde se conjuntan saberes gastronómicos diversos y ancestrales, donde él mismo cuenta: “Comencé mi carrera de cocinero por otra de mis grandes pasiones: la música; siendo adolescente tenía el sueño de adquirir una guitarra eléctrica. Así entré a trabajar, en el verano de 1994, como cochambrero en un restaurante de Villahermosa. Fue ahí donde descubrí mi fascinación y posteriormente la facilidad por la cocina”, nos dice en entrevista con El Economista.

Sotero: la familia culinaria

Aquiles Chávez estudió en el Colegio Superior de Gastronomía y una vez que concluyó sus estudios, regresó a Tabasco, con el fin de inaugurar el restaurante LO, Cocina de Autor, el cual se ubicaba en Villahermosa. Años más tarde luego de vivir una temporada en el extranjero regresó de nuevo a México para construir con su familia un restaurante que enmarcara los oficios de la gastronomía y la amplia investigación gastronómica regional.

La más de sus recientes aperturas gastronómicas del chef Chávez fue nombrada así en honor a su abuelo, quien ejercía el oficio de carpintero y fue un destacado amante y estudioso de las costumbres gastronómicas mexicanas.

Con el fin de colocarse como la mejor opción gastronómica del estado de Hidalgo y abrir una nueva zona gastronómica que active nuevas rutas en la entidad, Sotero busca incentivar la promoción y documentación de ingredientes y especies endémicas de la región semiárida mexicana, en especial la espectacular Huasteca Hidalguense, que representa un centro milenario de maíces criollos y es cuna de la tradición del pulque en México, donde se han gestado grandes cocinas alrededor de platillos tan emblemáticos como la barbacoa.

Dejando escuela

Aquiles no sólo tiene este proyecto de tradición y de sangre que además se mantiene accesible con un precio al público de 450 pesos de consumo por persona, pues el experto también dijo que tiene un gusto escondido por la enseñanza, así que ha adaptado una pequeña escuela en su cocina con equipos de GE Profile, con tecnologías que son tanto para cocinas de grandes producciones, así como una cocina convencional.

También con sus estudiantes, Chávez marca nuevas generaciones de chefs enseñando con base en experiencias en distintas partes del mundo, al tiempo que comparte con ellos la simple fascinación que le otorga cocinar, el origen de su talento.

Aquiles es una figura determinante en diferentes escenarios de la alta gastronomía en todo México, siendo invitado de Millesime México, Paralelo Norte, El Saber del Sabor, Mesamérica Cumbre Gastronómica de México, Morelia en Boca, Festival del Chocolate, Wine & Food Cancún-Riviera Maya y COME Jalisco.

Asimismo, ha sido jurado en los más importantes certámenes de cocina del país: Joven Chef Mexicano y Cocinero del Año. Actualmente participa como juez en Top Chef México.

[email protected]