El presidente de EU, Donald Trump, anunció la salida de su país del Acuerdo de París, un tratado internacional que busca regular las emisiones de gases de efecto invernadero, causantes del aumento global de la temperatura. Éste es la principal causa de una serie de desastres naturales como el deshielo de los polos, el incremento de las inundaciones en muchas regiones del mundo y la desecación de áreas que años atrás eran fértiles.

México fue de los primeros países en formar parte del Acuerdo de París, el cual fue ratificado por la mayoría de los países entre el 2015 y el 2016. La Ciudad de México, una de las ciudades más grandes del país por densidad poblacional, ya está enfrentando las consecuencias del cambio climático.

La reducción en la calidad y la cantidad del agua; el incremento constante de inundaciones; la aparición de días más calurosos y más olas de calor; el decremento en la calidad del aire de la CDMX y el aumento en la incidencia de enfermedades como padecimientos gastrointestinales, asma y neumonía son algunas de las consecuencias que ya está viviendo la Ciudad.

1. Reducción en la calidad y cantidad de recursos hídricos

Hace algunos meses, The New York Times publicó un artículo de ?Michael Kimmelman sobre la crisis por la escasez de agua que vive la Ciudad de México. Aunque esta es en buena medida provocada por el ser humano, el calentamiento global y el cambio climático han exacerbado este fenómeno.

De acuerdo con Kimmelman, las altas temperaturas y la sequía implican una mayor evaporación y una mayor demanda de agua. Esto hace más urgente conseguir agua desde zonas de reserva que se encuentran a cientos de kilómetros de la ciudad, lo que supone costos exorbitantes. En este sentido, de acuerdo con Arnoldo Kramer, director de la oficina de Resiliencia de la Ciudad de México, el cambio climático se ha convertido en la amenaza a largo plazo más grande para el futuro de la ciudad .

2. Aumento de inundaciones

De acuerdo con la investigadora María Eugenia Ibarrarán en un artículo para las Naciones Unidas, el cambio climático tiende a aumentar la cantidad de humedad retenida en un momento en la atmósfera y por lo tanto la cantidad de lluvia en un solo episodio. Esto conduce a inundaciones y deslizamientos de tierra, y como un subproducto, a la erosión del suelo a través de la escorrentía del agua .

La precipitación fluvial en la CDMX incrementó desde principios del siglo XX, cuando se registraban 600mm de lluvia al año a más de 900mm hacia finales del siglo XX. Las características hidrológicas y geográficas, así como la inmensa cantidad de asentamientos de viviendas ilegales y la mala planeación urbana implican que los fenómenos hídricos sean cada vez más una amenaza mayor. Por ejemplo, el 2 de agosto del 2006 hubo una lluvia de 50.4 mm en sólo 36 minutos, causando graves inundaciones en el sur y oeste de la ciudad , indicó Eugenia Ibarrarán.

3. Disminución del rendimiento de los cultivos

Aunque la Ciudad de México se considera un entorno completamente urbano, existen comunidades rurales en delegaciones como Xochimilco y Milpa Alta. De acuerdo con la investigación de Ibarrarán, las tierras de cultivo que existen en el interior de la ciudad ya enfrentan escasez de agua, por lo que el cambio climático afectará a las tierras de propiedad común y a las comunidades que llevan a cabo actividades agrícolas en la ciudad. La caída de la capa freática es fácilmente verificable en el hundimiento de varias áreas como el centro de la ciudad , explicó Ibarrarán.

4. Días más calurosos ?y más olas de calor

El aumento de las temperaturas significa que habrá días más calurosos y ondas de calor más frecuentes. Esto, de acuerdo con Eugenia Ibarrarán, podría provocar tasas de mortalidad y morbilidad más altas, sobre todo entre personas de la tercera edad, bebés y personas de bajos recursos. Según la investigadora, este aumento de la temperatura en la CDMX se ha visto reflejado en temperaturas de entre 33 y 35 grados, que afecta particularmente a las zonas más desprotegidas de la urbe, debido a que las personas no cuentan con sistemas de aire acondicionado.

5. Menos días frescos ?y más mosquitos

Muchos científicos esperan que las temperaturas mínimas en la ciudad sean más altas durante todo el año, lo que implica que habrá cada vez menos días fríos y olas de calor cada vez más intensas. Otra afectación es que los mosquitos y otras plagas son más difíciles de combatir y son más abundantes con temperaturas más altas. Esto podría afectar el sistema de salud de la CDMX.

6. mala calidad del aire ?debido a la temperatura

Las sequías, la falta de lluvia y la intensidad de la radiación solar son factores que pueden incrementar el nivel de ozono en el suelo y el total de partículas en suspensión, lo que también es origen de más enfermedades respiratorias. De acuerdo con la profesora Eugenia Ibarrarán, estas condiciones también dañan la vegetación y causan estrés en los ecosistemas , lo que podría conducir a alteraciones en la fauna y la flora, que afecta a sus habitantes.

7. Afectaciones a la salud

Las afectaciones más graves a la salud de los habitantes son aquellas que tienen que ver con la obtención de recursos, como el agua, alimentos y refugio, algo evidente en delegaciones como Iztapalapa, de acuerdo con una investigación de Stephanie Montero Bending para la University College de Londres, quien también observa otros efectos directos, como un aumento en los accidentes cerebrovasculares, lesiones y muertes en general.

Algunas enfermedades, cuya presencia podría convertirse en un problema para el sistema de salud, son la diarrea y otros padecimientos gastrointestinales, asma y neumonía, episodios cardiovasculares e incluso un aumento en la incidencia de enfermedades mentales.

[email protected]