Madrid.- Con muchos deseos de volver a saborear el estar juntos en un escenario, los cantautores españoles Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat presentaron su nuevo disco "La orquesta del Titánic" con el que harán una gira en México en octubre próximo.

Bromistas, sonrientes y espontáneos, los cantautores aseguraron que "debe ser muy difícil" que dos artistas de renombre se junten para hacer un disco, con canciones inéditas, "ya que no se ha visto eso antes".

Sin embargo, reiteraron que "teníamos muchas ganas de volver a saborear el hecho de estar juntos en el escenario. Nos gusta divertirnos en el escenario y divertir a nuestro público".

"La orquesta del Titánic" saldrá a la venta mañana y el 5 de marzo, Serrat y Sabina estarán en Salta, Argentina, en el primer concierto de una amplia gira internacional, para presentarlo.

En la Ciudad de México, el nuevo material será presentado en seis conciertos confirmados ya en el Auditorio Nacional, aunque están por confirmarse otros en distintas ciudades del país.

Rechazaron, a pregunta expresa, que sólo se hayan confirmado conciertos en la capital mexicana por el clima de inseguridad que se vive en algunas ciudades del país y afirmaron que se irán anunciando nuevas fechas en distintas plazas en los siguientes días.

Dado que la gira internacional para presentar "La orquesta del Titanic" empiezan con diversas fechas en Buenos Aires, Serrat recalcó la importancia de mantener el contacto con América Latina.

"Significa un retorno a una relación que no queremos perder. Yo viajo a América Latina de manera habitual, aunque no vaya a cantar porque aunque puedo ver a mis amigos a través de una pantalla, hay que sentirlos, oler las calles, sentir ese calor maravilloso", expresó el catalán Serrat.

Sobre si se consideran dos de los últimos cantautores de España, ambos coincidieron en que hay una novísima generación presentándose en bares de España y en otros sitios, "una gran cantera".

A su vez, Serrat consideró que desafortunadamente hay una tendencia a confundir lo que se ve con lo que existe, se confunde el escaparate, pero "veo a muchos con muchos años menos que yo cantando y haciendo cosas buenas".

"Más allá del escaparate hay una generación de músicos que están trabajando como pueden, en la medida que pueden, en una época en la que grabar significa autofinanciarse", añadió.

Sobre el nuevo disco, ambos cantautores afirmaron que les gustan mucho las 11 canciones escogidas y en el disco trabajaron nuevos músicos con ellos, "porque no queríamos que sonara mucho a Serrat o a Sabina".

Sin embargo, señalaron que en los conciertos habrán canciones muy conocidas de ambos, y estarán sus músicos, "una banda bien engrasada".

BVC