Una nueva forma de innovación inspirada en la naturaleza está tomando cada vez mayor interés entre las empresas, donde incluso ya se han registrado casos de éxito. Dicha innovación tiene sus bases en la biomímesis, disciplina que estudia a la naturaleza como fuente de inspiración para resolver problemas.

Es una manera de resolver problemas y desafíos humanos al preguntar qué del mundo natural ya ha resuelto lo que busco. Así que si necesitamos crear algo que sea a prueba de agua, muchas cosas del mundo natural ya lo han resuelto: los patos y muchas semillas, por ejemplo , explicó Janine Benyus, bióloga y promotora de la biomímesis.

Entrevistada en el marco del EGADE Business Summit 2015 del Tecnológico de Monterrey, la especialista comentó que no se trata de qué quieres diseñar, sino qué quieres que haga tu diseño. Una vez que sepamos qué queremos que el diseño logre, podemos buscar en el mundo natural para encontrar algún organismo que ya lo ha resuelto .

Para Janine, uno de los casos de éxito más destacable es el de la firma de alfombras Interface. Nosotros investigamos al mundo natural y les traemos a las empresas los principios de diseño. Creamos una alfombra para ellos con colores que imitan los patrones de la naturaleza .

El diseño de las alfombras está basado en los patrones cromáticos del suelo, con colores aleatorios que permitan cambiarlas fácilmente. Además, son productos no tóxicos, puesto que no usan el pegamento para pegarlas.

Antes, todas estaban pegadas con pegamento, esto era tóxico, nos preguntamos cómo la naturaleza logra la adherencia. Examinamos a las moscas y muchos organismos que se pegan muy bien debido a la gravedad. Empezamos a estudiar las plumas de las aves, las cuales tienen ganchitos, son pequeñas cremalleras. Teníamos a un equipo estudiando a las moscas y la gravedad y a otro estudiando a las aves para saber cómo aplicar esto a las alfombras , agregó la especialista.

La bióloga explicó que en México ya existen programas académicos en la Universidad Iberoamericana y en el EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey acerca de esta disciplina, además de que ya han tenido acercamiento con algunas empresas en el país.

Es una disciplina relativamente nueva, pero sí hemos hablado con gente de Alestra, Pepsico, Cemex y sí se han visto muy interesados. Además hay mucho éxito de la industria automotriz en este país. Es cuestión de tiempo para hacer algo en México , dijo.

Janine Benyus también es fundadora del Instituto de Biomímesis (The Institute of Biomimicry), ubicado en Montana, Estados Unidos; además, en el 2008 a través de dicho instituto lanzó AskNature, un portal en Internet parecido a una red social donde los usuarios pueden registrar lo que observan en la naturaleza y a la vez surjan ideas de cómo aplicarlas a los desafíos humanos.

En su libro Biomímesis: innovaciones inspiradas por la naturaleza, la bióloga ejemplifica algunos casos más de diseños e innovaciones que imitan a la naturaleza: fibras que imitan a las telarañas (cinco veces más fuertes que el acero y muy elásticas), células solares capaces de convertir luz en energía, una farmacopea basada en la sabiduría ancestral de los chimpancés u ordenadores inteligentes compuestos por biomoléculas.

¿Cómo consiguen las libélulas superar en maniobrabilidad a nuestros mejores helicópteros? ¿Cómo se las arreglan los colibríes para cruzar el golfo de México con menos de tres gramos de combustible? ¿Cómo pueden las hormigas cargar con el equivalente de cientos de kilos en el sofocante calor de la jungla? son algunas de las preguntas que Janine plasma en su obra y con la que invita a aprehender las lecciones del mundo natural.

En 1998 cofundó Biomimicry 3.8, la primera consultora de negocios con inspiración en la naturaleza. Cuenta con más de 250 clientes, entre ellos Boeing, Colgate-Palmolive, Nike, General Electric, General Mills y Natura.

[email protected]