Políticos, escritores, artistas, intelectuales y demás integrantes de la comunidad cultural en habla hispana lamentaron la muerte a los 87 años de Mercedes Raquel Barcha Pardo, quien por 56 años fuera la gran amiga, impulsora, pareja del escritor colombiano Gabriel García Márquez y una presencia fundamental en la vida del Premio Nobel de Literatura 1982, a tal grado que fue por ella que, a pesar de los años difíciles, Gabo pudo concretar novelas medulares de su quehacer literario, como la misma “Cien años de soledad”.

Barcha partió la mañana del sábado 15 de agosto en la residencia en la calle Fuego, en la colonia El Pedregal, al sur de la Ciudad de México, misma en la que vivió junto a García Márquez desde 1961 y en la que su esposo falleciera el 17 de abril de 2014.

Las voces para despedir a “La Gaba”, como se le conocía en los círculos de amistades cercanas a la familia como por aquellos que, más que por la distancia, se hicieron cercanos a través de la lectura de las obras del colombiano.

“Con mucha tristeza me entero de la muerte de Mercedes Barcha, mujer tenaz y generosa. Cómplice indiscutible de Gabo, madre de Rodrigo y Gonzalo. Nuestro más sentido pésame, vuelan mariposas amarillas”, escribió a través de las redes sociales la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero.

>

“Nuestro pésame a los familiares de Mercedes Barcha, a quien quisimos tanto, tanto. Descanse en paz con la gratitud eterna de su amistad y la de Gabo”, declaró Beatriz Gutiérrez Müller, presidenta del Consejo Asesor Honorario de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultural de México.

“Tuve el privilegio de conocer a Mercedes Barcha. Gran conversadora, alegre, crítica, culta, infalible en sus opiniones. Una gran y hermosa mujer. Mi cariño y amor a Rodrigo, Gonzalo, Adriana, Isabel, Inés, Pía, Mateo, Emilia y Jerónimo”, escribió Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la Ciudad de México.

“A la para siempre querida Mercedes Barcha también le decíamos 'Gaba'. Y a ella le parecía bien. 'Gabos', les decíamos. Bienventurados quienes pudimos quererlos tanto”, escribió la escritora Ángeles Mastretta, quien fuera cercana a la familia y quien ha sido activa en las redes sociales después de que se diera a conocer el perecimiento.

“Mis muertos, como los de cada quien, van conmigo a todas partes. Algunos días los siento mirando sobre mi hombro. Gracias por estar cerca, queridísima Mercedes Barcha”, escribió Mastretta en otro tuit.

“Se dice, yo no lo sé con certeza, que en 67 ella misma empeñó su plancha para que García Márquez, Gabito como ella le decía, pudiera enviar los manuscrito de “Cien Años de Soledad” a la editorial Suramericana. Descanse en paz”, escribió Anel Pérez, titular de la Dirección de Literatura y Fomento de la Lectura de la UNAM.

A estas se unieron otras condolencias para la familia de la finada, entre ellas las de Raúl Padilla López, presidente del comité organizador de la FIL Guadalajara; del director ejecutivo de Diplomacia Cultural de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Enrique Márquez; del cineasta Epigmenio Ibarra; Alejandro Encinas subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría e Gobernación, entre otros.

Pero las voces para despedir y reconocer a Barcha Pardo se remitieron desde todos los puntos de Iberoamérica.

“Con la muerte de Mercedes Barcha, la Gaba, ella misma un mito al lado de Gabo, queda atrás toda una era literaria, y queda el recuerdo de una amiga entrañable de muchos y felices años de pláticas, sorpresas, cuentos largos y desvelos en México, Cartagena y Managua”, escribió el escritor nicaragüense, Sergio Ramírez, ganador del Premio Cervantes 2017.

“Su personalidad era única, una mezcla singular de inteligencia absoluta, fortaleza de carácter, pragmatismo, curiosidad, sentido del humor y hermetismo. Hoy la despedimos, agradeciéndole su cariño, apoyo y paciencia en los más de 25 años que ha tomado el desarrollo de la Fundación Gabo”, declaró Jaime Abello Banfi, director general de la Fundación Gabo y amigo de García Márquez.

Por su parte, la periodista, traductora, editora española y presidenta de la Fundación José Saramago, Pilar del Río, declaró. “Demasiada tristeza. Mercedes Barcha, una mujer grande: Esposa, sí, compañera, sí, también creadora y sostenedora de mundos. En su universo cabían García Marquez y su obra. Ella era aliento, fuerza y pasión. Y mucho amor y comprensión. Abrazos a tantos amigos en todo el mundo”.

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, cuyo gobierno tuviera una estrecha amistad con García Márquez y Barcha Pardo, también se expresó: “Murió Mercedes Barcha, compañera inseparable y viuda de Gabriel García Márquez. Como el Gabo, Mercedes fue una gran amiga de Cuba. Nuestras condolencias a familiares y amigos”.

La mañana de este domingo, al domicilio donde falleció Mercedes Barcha ingresó una carroza fúnebre para trasladar sus restos que, presumiblemente, serán cremados y a posteriori serán trasladados a Cartagena, Colombia, para reposar junto a las cenizas de García Márquez, en el Claustro de la Merced.