En Guyana, Nepal y la India, para celebrar el cambio del invierno a la primavera, cada año se lleva a cabo el “Holi”, una fiesta que representa el triunfo del bien sobre el mal y donde la gente de todas las religiones y clases sociales se lanza polvos de colores llamados gulal. El festival se ha llevado a diferentes partes del mundo, siendo Berlín la primera ciudad en recibir el Holi Festival Of Colours en julio de 2012, pero con la presencia de DJ’s reconocidos a nivel mundial, aunque sin dejar de lado el tema de la igualdad.