El trabajo cultural tiene su plenitud cuando realmente llega a la gente, a los millones de mexicanos y se convierte en parte de su vida cotidiana, afirmó hoy Rafael Tovar y de Teresa, nuevo presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Al asumir la titularidad del organismo, ante la presencia del equipo saliente, encabezado por Consuelo Sáizar, Tovar y de Teresa subrayó que la promoción de las actividades artísticas adquiere razón cuando nos convertimos en consumidores de esos bienes y servicios culturales que ofrece la institución .

En la sede de la institución, en la colonia Chimalistac, en el sur de esta ciudad, agradeció a su antecesora por haberse encargado de la política cultural del país por poco más de tres años.

El también escritor y promotor cultural perfiló brevemente cuatro líneas generales de lo que sería la política cultural en su gestión.

Al respecto, quien fuera titular del Conaculta entre 1992 y 2000 dijo que la cultura será un elemento que sirva para integrar el tejido social, y con ello dar una mejor imagen de México en el exterior.

Llego en un momento en que las necesidades del país son distintas, un país que ha visto resquebrajado su tejido social y es importante trabajar , puntualizó.

Expuso que de los contenidos de la cultura sería uno de los elementos fundamentales para un mayor calidad de tiempo libre, la integración de los jóvenes y en buena parte para colaborar con los temas culturales a una mejor imagen de México en el exterior , indicó.

En segundo lugar, mencionó que la aparición de las nuevas tecnologías nos dan la posibilidad, como fue en el Renacimiento, de hacer llegar los bienes y servicios culturales como nunca en la historia de la humanidad .

En tercer lugar, consideró que existe un gran deseo de distintos sectores culturales de participar en estas tareas, no solo como creadores o artistas sino también como productores.

Como cuarto elemento se refirió a la transversalidad, el reconocer que el trabajo cultural no se agota y se inscribe a los aspectos culturales, es decir, que se convierta en algo autorreferencial .

Tovar y de Teresa mencionó que uno de los grandes retos en materia cultural, consiste en poder sincronizar las necesidades culturales con lo que hace la institución.

Cada momento que toma el cambio de estafeta cultural de una nación como México, su primera responsabilidad es ver su realidad. Es ver las necesidades que se tienen, reconocer las nuevas voces que hay que escuchar, las nuevas condiciones en que se llevará acabo el trabajo y, sobre todo, las nuevas necesidades sociales que hay que satisfacer , dijo.

Por último, comentó que por el momento no dará a conocer a su equipo de trabajo hasta ver los perfiles y adecuarlos a su programa de trabajo.

apr