Los momios indican que Arya Stark y Jon Snow son los dos más fuertes candidatos de los apostadores para quedarse con el Trono de Hierro, sede del poder del Rey de los Siete Reinos, de la épica Game of Thrones concebida por George R. R. Martin, y cuya versión televisiva presentada por HBO llega a su fin este domingo.

En medio de la cruenta y definitiva guerra por el poder que se ha librado en el final de esta serie, el mantenerse con vida es una ventaja estratégica definitiva para el personaje que, buscándolo o no, tome posesión del Trono de Hierro. Los momios de los corredores del sitio de apuestas en línea betonline.ag tienen a la integrante más pequeña de la Casa Stark y al King of the North en un empate en las probabilidades de no perecer a lo largo del último capítulo de GOT.

No apueste por la muerte de Arya. El momio más improbable a la apuesta “Arya Stark perece en el episodio final”, que si bien paga 500 dólares por cada 100 dólares que apueste (+500), tenga en cuenta que según los corredores de apuestas lo más probable es que Arya sobreviva (-800), lo que se traduce en que si es un ferviente convencido de que la verdugo de The Night King -Rey de la noche- saldrá airosa de la guerra que se libre durante los 120 minutos que dure el capítulo, no es el único, y si apuesta a ello, deberá jugar 800 dólares para obtener una ganancia de 100 dólares.

Apostar por la perviviencia de Jon Snow paga poco. Su muerte, paga mejor. La apuesta de betonline.ag, planteada como “Jon Snow sobrevive al final de la temporada 8”, presenta los mismos momios que los de Arya: -800 a que viva y +500 a su muerte. Estos números significan un empate entre Arya Stark y el hijo de Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark. Y si se mantienen vivos, sus probabilidades de dirigir los destinos de los Siete Reinos son altas.

Sansa Stark perece en el episodio final” es la apuesta binaria que busca predecir el destino del personaje con el mayor desarrollo de la trama de GOT. La rivalidad de Sansa con Daenerys, que en un principio le pudo granjear la antipatía de los fieles de la Madre de Dragones, luego de lo visto en el capítulo 5 de la temporada 8, le atrajo la avenencia de los televidentes… y de los apostadores. El momio del “No” a la apuesta es de -600, apenas 200 puntos por debajo de su hermana, mientras que el “Sí” es de +350. Sansa, en tanto se consideren sus probabilidades de no perecer —y siempre que no lo haga por un vuelco en la trama asestado por escritores creativos—, es la tercera candidata más fuerte a sentarse en el Trono.

Los momios de la muerte de Tyrion Lannister, el personaje más complejo de esta serie y el preferido de George R. R. Martin, lo tiene como el cuarto candidato con posibilidades de sentarse en el Trono, pues mientras que apostar por su muerte daría dividendos de 300 dólares por cada 100 dólares (+300), deberá jugar 500 dólares a la confianza de que el tercer hijo de Lord Tywin Lannister prevalecerá para ganar 100 dólares, un momio de -500.

Ya sea que se vea en términos narratológicos o se diga desde las entrañas de fan de la serie, son legión las voces que claman por la muerte de Daenerys como castigo a su acto de crueldad del quinto capítulo de la temporada final de GOT. Todas las apuestas en betonline.ag que la incluyen pagan altos dividendos a quienes jueguen una cantidad asegurando que la Khaleesi vivirá, dada las pocas probabilidades que existen de que lo logre.

Los apostadores consideran que Daenerys Targaryen será el primer personaje en morir en capítulo final de GOT. El suyo, es el momio más probable, y el único que se expresa con el signo negativo de los 13 personajes que se incluyen en esta apuesta. -1000 es el momio para quien controla a las armas más poderosas en el mundo de GOT, momio que contrasta violentamente con los de Jon Snow (+1400), Tyrion Lannister (+1000) o Bran Stark (+2500).

Por ello, quien apueste a que no morirá luego de lo visto en el capítulo 5 de la temporada 8, ganará tres veces lo que apuesten —tres era el número de sus dragones—, sí, pero los momios son tan adversos que lo hacen improbable, pues -500 es lo que paga la apuesta a quienes pronostican la muerte de la “madre de dragones”.

Fieles al refrán que reza “quien a hierro mata, a hierro muere”, los apostadores consideran que “la Reina loca” perecerá por fuego (+6000); la siguiente forma más popular es el envenenamiento (+2200), y en tercer lugar, la fuerza física (+2000). Son pocos los que apuestan por su vida, y el momio es de +300.

¿Qué personaje tendrá las líneas finales de la serie? Hasta ahora, los momios señalan en dirección de Samwell Tarly, amigo y confidente de Jon Snow, que se aleja de conflicto bélico para dirigirse a la Ciudadela, sede de la Orden de los Maestros, y lugar donde se guarda la memoria de las historias de los Siete Reinos.

Arya o Jon. El capítulo final de Game of Thrones lo decidirá.