La semana pasada, en esta columna le hablaba yo sobre los cambios que Televisa ha hecho en el Canal 2, ahora conocido como Las Estrellas, y la capacidad que la empresa ha demostrado para adaptarse a nuevos retos. En esa misma semana, en la que debutaron nuevos formatos en los noticieros de Televisa, también se dieron cambios importantes en su barra de entretenimiento. Para llevar esto?a cabo, Televisa creó dos líneas de producción:

Una, enfocada a modernizar los formatos tradicionales de Televisa, como son las telenovelas,?dramatizados y magazines. Esta?línea operará in house, fundamentalmente en Televisa San Ángel, y se basará en su equipo tradicional de productores (Pedro Damián, Carla Estrada, Juan Osorio, Carmen Armendáriz, Nicandro Díaz, etcétera). De esta línea se han generado ya exitosas?producciones como Hotel de los secretos, Por siempre Joan Sebastian, Despertar contigo, Vino el amor, y los más recientes lanzamientos Tres veces Ana y Mujeres?de Negro. La modernización de estas producciones se nutrirá de datos derivados de estudios de mercado y audiencias.

Otra línea para generar formatos totalmente innovadores se realizará en esquemas de coproducción con productoras nacionales y extranjeras. Entre estas?nuevas coproducciones se encuentra Blue Demon, Sony; Las 13 esposas de Wilson Fernández, Animal de Luz Films; Realidad aumentada, Keshet; Divina, ?Pol-Ka, y Sincronía, de Adicta?Films. Ya se tienen preparadas ocho nuevas producciones que se van a lanzar en lo que resta del año. La ventana inicial de estos productos será a través de Blim.

Un dato interesante sobre ?los programas de ambas líneas ?de producción es que serán?totalmente multiplataforma,?para poder difundirlos y comercializarlos en todas las ventanas de Televisa.

Este cambio comenzó en el 2015 como resultado de una profunda reestructura de la empresa, con el objetivo de seguir respondiendo a las expectativas y hábitos de consumo de la audiencia, conservando a sus audiencias tradicionales y sumando a nuevas generaciones, que son gran parte de la demografía de nuestro país actualmente.

Se comenta en los pasillos de la empresa que los cambios en programación efectuados desde la semana pasada han generado ya aumentos en audiencia en algunos programas hasta en 20 %; sin embargo, vale la pena esperar y ser cautelosos, pues en contenido es casi imposible que todos los cambios den resultados positivos en un primer intento.?Incluso es factible que la empresa ?tenga ya anticipadas distintas?estrategias para hacer frente a posibles escenarios en los que los cambios no den resultados favorecedores.

También la semana pasada y quizás aprovechando esta oportunidad, Emilio Azcárraga ofreció una larga entrevista a David Aponte en El Universal. En ésta,?el presidente de la empresa,?quien se ha distinguido por mantenerse al margen de hacer declaraciones públicas, habló ?sobre muchos temas y puso en?claro el compromiso que la empresa bajo su dirección tiene con las audiencias en México y el mercado latino de Estados?Unidos, a través de Univisión.

En congruencia con los cambios estratégicos que esta viviendo la empresa, Azcárraga habló sobre la importancia de apostar y arriesgar a nuevas formas de producir. No solamente en tecnologías nuevas sino también en talento nuevo. Jóvenes que sepan contar historias de nuevas formas y generar noticias de manera ágil y novedosa. Todo esto va muy en sintonía con los cambios que la empresa ha estado llevando a cabo.

Por otra parte, también en estos días se dio a conocer que dos grandes empresas en el mundo del entretenimiento internacional, Telemundo y NBC, han hecho mancuerna con Televisa al acordar que su filial recién creada de OTT´s, Blim sea quien distribuya su contenido. Esto con la intención de evitar seguir fortaleciendo a Netflix y permitir el desarrollo de otras plataformas. Si bien ninguna de las empresas ha confirmado que esto sea oficial, todo apunta a que dicha noticia sea cierta. De ser así, Televisa contará con una plataforma OTT más robusta y sólida de lo que se planteaba hace sólo unos meses cuando salió al mercado.