Manifestantes frente a la Embajada de Estados Unidos en México quemaron una bandera estadounidense, que reemplazó las estrellas con svásticas, como protesta tras la investidura de Donald Trump como el 45º presidente.