Untitled Document

La primera buena noticia es que los Oscars rejuvenecen. Por primera vez en más de cuarenta años, el anuncio de los nominados a los premios de la Academia de Hollywood se realiza con un nuevo formato. Sea porque los ratings han caído, o porque el interés que despierta quién se va a llevar una estatuilla se ha ido reduciendo a círculos especializados y televidentes de mayor edad. Lo cierto es que la Academia llevaba varios años intentando variaciones en el formato de su ceremonia de premiación. Esta vez, fue el turno de su anuncio.

La hora fue la misma, 5:30 de la mañana en California, hora en que según Seth McFarlane, creador de Family Guy y próximo conductor de la ceremonia, sólo están despiertos los que vuelan y los que están en cirugía . Ni yo, estoy levantado , bromeó junto con Emma Stone en un evento desenfadado que incluyó algunos chistes a costa de los nominados. McFarlane reemplazó la habitual sobria presencia del presidente de la Academia, quien leía el anuncio de nominados desde 1972.

Todos los gurús y publicaciones especializadas estaban de acuerdo. Este año la competencia sería muy reñida: cuatro o cinco películas se disputarían la mayoría de las categorías del Oscar. Las listas de probables nominados incluían nominados seguros , casi favoritos . Muchos de ellos ni siquiera fueron mencionados esta mañana.

Como suele suceder, dos películas se llevaron la mayoría de las nominaciones. La primera es Lincoln de Steven Spielberg, que acaparó 12 menciones, incluyendo Película, Dirección, Guión, Actor (Daniel Day-Lewis), Actor de soporte (Tommy Lee Jones) y Actriz de Soporte (Sally Field). La segunda, La vida de Pi de Ang Lee, con 11, incluyendo Película, Dirección y Guión Adaptado (de la novela de Yann Martel), aunque el resto son categorías técnicas.

Se especulaba que las otras favoritas serían Argo de Ben Affleck, Les Miserables de Tom Hooper y Zero Dark Thirty de Kathryn Bigelow, y las tres están nominadas en esa concurrida categoría que es Mejor Película, pero su mención es casi simbólica. A pesar de que Argo sumó siete nominaciones incluyendo Guión y Edición. Les Miserables ocho, incluyendo dos en actuación. Y Zero Dark Thirty cinco, incluyendo Guión y Actriz. Son para todos los efectos las perdedoras de este año. Particularmente porque aspiraban a más, y no sólo ninguna fue mencionada en Dirección (premio que ganaron Hooper y Bigelow hace muy poco), sino que en las nominaciones que sí recibieron tampoco son las favoritas (con pocas salvedades).

Un año más sin que se tome en serio a James Bond. Ni siquiera en su 50 aniversario o bajo la batuta de Sam Mendes, la exitosa franquicia recibió su primera nominación a actuación o película (aunque Skyfall se llevó cinco menciones técnicas esta mañana).

Pocas categorías hablan más sobre las aspiraciones artísticas de la Academia, que la de Mejor Dirección. A Spielberg y Lee, los acompaña el cineasta europeo de rigor, esta vez el genial Michael Haneke, cuya Amour consiguió cinco menciones importantes (Película, Actriz, Idioma Extranjero y Guión); Silver Linings Playbook de David O’Russell, nominada en todas las categorías de actuación y en las cuatro grandes (Película, Edición y Guión, además de dirección); y la sorpresiva Beasts of the Southern Wild del primerizo Benh Zeitlin, que además fue mencionada en Película, Guión y Actriz.

La novena nominada a mejor película fue Django Unchained de Quentin Tarantino, que a pesar de haber conseguido cinco menciones, incluyendo Guión Original para Tarantino y una para Christoph Waltz en la categoría de soporte (que ganó hace un par de años), dejó en el plato menciones que se consideraban seguras para Jamie Foxx y Leonardo DiCaprio.

Solía decirse que las categorías de actuación de soporte eran las ideales, tanto para premiar a algún veterano en una suerte de premio a la trayectoria, como para destacar a algún joven talento en una especie de bienvenida al Hollywood respetable. Este año, sin embargo, la categoría que abraza mejor esta filosofía es la de Actriz, que incluye a la nominada de mayor edad: Emmanuelle Riva de 85 años (Amour), y a la más joven: Quvenzhané Wallis de sólo nueve (aunque durante la filmación apenas tenía seis) por Beasts of the Southern Wild. Las otras tres son una muestra del relevo generacional que tanto hacía falta en el cine estadounidense. La favorita, si acaso hay una: Jessica Chastain (Zero Dark Thirty), Jennifer Lawrence (Silver Linings Playbook), y Naomi Watts, única nominación para The Impossible. Fuera quedó Marion Cottillard y su melodramático papel como una entrenadora de ballenas horriblemente mutilada.

Para Mejor Actor nos topamos dos ganadores previos: Day-Lewis, y Denzel Washington (Flight), acompañados por Hugh Jackman (Les Miserables), Joaquín Phoenix (The Master) y Bradley Cooper (Silver Linings Playbook). Las sorpresas, además de la ausencia de John Hawkes (The Sessions), son la aparición del antipático Phoenix, quien dedicó sus entrevistas promocionales a despreciar los Oscars, y Cooper, quien junto a Jennifer Lawrence, Robert De Niro y Jacki Weaver en soporte, completó las cuatro nominaciones actorales para la cinta de O’Russell.

Por otra parte, la categoría masculina de soporte mereció una de las bromas de los presentadores, quienes después de mencionar cada nombre, decían …quién ya ganó . Así Alan Arkin (Argo), De Niro, Philip Seymour Hoffman (The Master), Lee Jones y Waltz, completaban una lista refrescante en palabras del ácido McFarlane.

Una categoría que resulta siempre de interés es Película en Idioma Extranjero, donde esta vez, además de la mencionada Amour de Haneke (cuarta nominación de Austria) sobre la relación de una maestra de música retirada con problemas de salud y su marido.

Kon-Tiki de Joachim Ronning y Espen Sandberg (quinta de Noruega) sobre un antropólogo que decide cruzar el océano en balsa para probar una teoría. Rebelle de Kim Nguyen (séptima de Canadá) la historia de una niña secuestrada por un ejército rebelde en África. A Royal Affair de Nikolaj Arcel (novena para Dinamarca) sobre la relación entre la reina danesa y el doctor de su inestable marido que llevó a reformar la sociedad de su país. Y finalmente, la primera nominación para Chile, con la cinta política No de Pablo Larraín, protagonizada por Gael García Bernal.

La nota más chusca del anuncio fue la nominación del propio McFarlane en Mejor Canción (Ted), una categoría que no suele leerse en este evento. Hasta los American Music Awards le entregaron un premio a la trayectoria a Michael Jackson una vez para asegurarse de que asistiera a la ceremonia , le dijo la Stone que estaba en perfecta sintonía con el humor desenfadado que se buscó esta mañana.

La ceremonia de los Oscars se celebrará el próximo domingo 24 de febrero a las 19 hrs, y se transmitirá en México por TNT.

Nominados Oscar 2013

DAR CLIC PARA AMPLIAR IMAGEN

Twitter: @rgarciamainou