Con dos goles de Pablo Barrera, la selección de futbol de México conquistó su sexta Copa Oro de la Concacaf, al derrotar a su par de Estados Unidos por 4-2, en partido jugado ante más de 93,000 espectadores en el estadio Rose Bowl de Pasadena, California.