De acuerdo con un reciente estudio, 41.9 millones de mexicanos consumieron algún tipo de piratería el año pasado, con un gasto cercano a los 209,000 millones de pesos en música, películas, software y libros pirata. Un gasto lícito equivalente hubiese generado 33,400 millones de pesos en IVA.

Éstos son algunos de los datos que reveló la “Encuesta para la medición de la piratería en México” realizada por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), comisionado de la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura, AC (CALC).

En el documento se consigna que más de 80% de los mexicanos mayores de 18 años que viven en poblaciones con más de 15,000 habitantes gastaron 209,000 millones de pesos en la compra de productos pirata.

“La encuesta muestra que la compra de productos apócrifos es aún una actividad tolerada por el entorno social y no es mal vista por quienes los consumen”, explicó Tábata Vilar, directora de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine) y presidenta de la CALC.

La “Encuesta para la Medición de la Piratería en México” estima que 41.9 millones de mexicanos siguen comprando piratería física y online de música, películas, libros, software, fotografías, pintura y escultura.

“Si el gasto de los 209,000 millones de pesos en compras de piratería se convirtieran en compra de productos legales, su consumo equivaldría a 33,400 millones de pesos en IVA”, señalaron en la presentación que convocó a Roberto Cantoral Zucchi, director general de SACM y VP de CALC, Guillermo González King, director general de Amprofon, y Armando Báez Pinal, tesorero de CALC, entre otras personalidades.

Al menos 9.6 millones de mexicanos, 18.6% de la población mayor de edad que vive en localidades mayores a 15,000 habitantes, no adquirieron piratería de las siete categorías que comprende la encuesta.

“El tamaño de muestra de la encuesta fue de 1,200 entrevistas realizadas del 18 al 20 de marzo del 2017 a la población mayor de 18 años de la República Mexicana que residen en localidades de más de 15,000 habitantes”, explicaron.

De acuerdo con la encuesta, aplicada en campo por la empresa Con Estadística, estimó que 36.3 millones de personas, es decir, 70.5% de los encuestados, consumieron piratería física; en tanto que 26 millones (72%) de los encuestados que respondieron utilizar Internet, consumieron piratería digital.

“La venta de productos pirata en el 2016 dejó ingresos millonarios por cerca de 21,000 millones de pesos; es decir, tres veces el recorte que se ha hecho a ciencia y tecnología en el presupuesto federal, Además, con la piratería se financian otras actividades como el secuestro, tráfico de armas, pornografía infantil. Los tres niveles de gobierno deben tener una lucha frontal contra la piratería y todo lo que lo rodea”, señaló la directora de Canacine.

En el documento se informa que, de los consumidores de piratería física, estiman que 1.8 millones desconocía que lo adquirido era un producto pirata, por omisión o desconocimiento real.

“En lo que respecta a piratería digital, se estimó que 2.7 millones de mexicanos compraron productos pirata sin saber que lo eran”, se lee en el informe.

Música, libros y películas apócrifos

Para la música, se estima que en los últimos 12 meses, 37.5 millones de mexicanos, 72.7%, adquirieron música física o digital de manera ilegal. Destaca que los consumidores de música pirata en formato físico equivalen a 93.5% del total de consumidores mexicanos de música, y sólo 4.2 millones de mexicanos, 10% de los consumidores de música, adquirieron sólo música original, ya sea física o digital.

Por grupos de edad, escolaridad y nivel socioeconómico, los mayores consumidores de música pirata física fueron mexicanos de entre 18 y 44 años, quienes tienen preparatoria y personas de nivel socio económico C- (medio bajo, es decir $14,023 pesos de ingreso promedio mensual del hogar).

La industria cinematográfica es una de las más afectadas por el consumo masivo (físico y digital) de contenidos ilegales. Se estima que 34.8 millones de personas, es decir, 67.5% de mexicanos, adquirieron películas pirata.

La encuesta añade que 31.3 millones de mexicanos mayores de 18 años que habitan en localidades mayores de 15,000 habitantes, del cual el mayor grupo de consumidores son mexicanos de entre 18 y 24 años, gastaron alrededor de 57.39 pesos en promedio en la última ocasión para obtener películas en físico; en tanto que en digital, 15.4 millones de consumidores descargaron una media de cinco películas al año vía Internet, y en 81% de las ocasiones fue gratuito.

“El estudio cuantitativo realizado con metodología del ITAM para la CALC estimó que 9 millones de mexicanos consumieron libros  de forma ilegal. De éstos, 6.8 millones, (44% de los consumidores de libros físicos), compraron un libro apócrifo con gasto promedio de 124.25 pesos. Además, 4 millones de consumidores de libros descargaron ediciones pirata; 78% fue adquirido gratis”.

Un dato nuevo en la encuesta es sobre arte, se señala que 1.4 millones de mexicanos compraron alguna pintura ilícita, contra los 3.1 millones de mexicanos (68% de los consumidores de pinturas) que compraron una pintura original. En esculturas, 1 millón de mexicanos adquirió una pirata. Por su parte, 1.5 millones de mexicanos consumieron esculturas originales (60% de los consumidores).

Con los resultados obtenidos por la Encuesta para la Medición de la Piratería en México, la Coalición por el Acceso Legal a la Cultura AC “hace un llamado a las autoridades correspondientes a redoblar esfuerzos para proteger a las industrias creativas y robustecer así la cultura e identidad, no sólo de artistas y creadores, sino de México”.