Siempre me intrigó: avenida Obrero Mundial, en la colonia Narvarte. Pasa con muchas calles, ¿no? Uno repite nombres sin saber su significado. ¿Alguien tiene claro dónde queda Moravia? ¿O quién fue Nicolás San Juan? ¿Que hizo Hipólito Taine para tener una de las calles más bonitas de Polanco?

Y pasaba por Obrero Mundial un día cualquiera con una amiga que me dio una lección de historia: Si serás so tonta , me dijo, es el primer sindicato que existió en México, sin la Casa del Obrero Mundial no habría derecho al trabajo en la Constitución .

Lo de que sea el primer sindicato no estoy segura, pero de que su influencia fue capital en la inclusión de derechos laborales a nivel constitucional, eso que ni qué.

Fundada en 1912, la Casa del Obrero Mundial era más que un sindicato. Era una organización que buscaba la liberación de la clase proletaria a través de la lucha (si era armada, así sea) y la educación. Sus creadores la imaginaron como una alternativa al Estado. Como el Estado fallaba en sus obligaciones, era labor de la sociedad civil tomar el poder. Era, pues, una organización anarquista-proletaria.

En la foto que hoy nos entrega el archivo Gustavo Casasola están los fundadores de la Casa del Obrero Mundial: Rosendo Salazar, Pioquinto Roldán, Santiago de la Vega, Antonio Soto y Gama, y Rafael Pérez Taylor.