El objetivo de la tecnología asistencial es que, a través del uso de un dispositivo, equipo o programa se pueda incrementar, mantener o mejorar la calidad de vida y autonomía de las personas con alguna discapacidad, en este caso visual.

Leer es una de las actividades cotidianas más recurrentes y a la que probablemente no le prestemos mayor atención durante los primeros años de vida; sin embargo, para una gran parte de la población esta actividad que pareciera tan básica no lo es. En México, la debilidad visual es la segunda causa de discapacidad, de acuerdo con el Inegi. De 7 millones de personas que viven con alguna discapacidad, casi 4 millones tienen discapacidad visual.

Al ser la vista uno de los principales sentidos, las personas con discapacidad visual tienen que descubrir o adaptarse a la realidad de muy diversas maneras, esto ha generado hasta ahora grandes desventajas y exclusión. Hoy, gracias a los avances de la ciencia y la tecnología, existen nuevas herramientas que buscan brindar mayor independencia a las personas con discapacidad visual o ceguera, tal es el caso del dispositivo OrCam MyEye 2, desarrollado por la empresa israelí OrCam Technologies.

“La inclusión y responsabilidad social es lo más importante para nosotros, es lo que va a permitir a las personas con discapacidad visual tener un acceso a un mejor mundo, con independencia y autonomía”, explica a El Economista Bari Hayoun, director de desarrollo de negocio de OrCam Technologies para Latinoamérica.

“Es una inversión que no solamente ayuda al usuario, esto también tiene beneficios para sus familias, la comunidad y el país, porque con este dispositivo incidimos en que las personas sean productivas, que estudien, trabajen y vivan una vida plena”. 

Un siguiente nivel del uso de inteligencia artificial

OrCam MyEye 2 emula a un asistente humano; el dispositivo es discreto y se coloca sobre el lente del usuario, a través de comandos de voz narra lo que se tiene enfrente, es capaz de leer un texto en formato impreso o digital, reconocer rostros, denominaciones de billetes, leer etiquetas de productos e incluso detectar colores. Estas funcionalidades están disponibles sin necesidad de una conexión a internet, el usuario simplemente tiene que señalar o mover la cabeza en dirección del objeto a identificar y el dispositivo hace el resto.

También está OrCam Read, un lector de mano que lee textos desde cualquier superficie, a través de una cámara inteligente, permitiendo una lectura al instante de periódicos, revistas, pantallas de computadoras o celulares, productos e incluso señales.

El uso social de la tecnología

Hayoun  asegura que la educación es la puerta que tenemos para un futuro mejor y la lectura es una de las principales herramientas para conseguir el aprendizaje, por ello su misión es ayudar a las personas en esta meta, “Un niño con ceguera total o baja visión que tiene dificultades en la escuela, cuando tenga el dispositivo puede leer, estudiar e incluso tener ventajas sobre sus compañeros porque por ejemplo, también puede leer en inglés, preguntar fechas, buscar palabras, identificar rostros, esto definitivamente permite independencia”.

Pero para que la llamada tecnología asistencial pueda lograr su cometido todavía requiere del esfuerzo de mucha gente, “como startup necesitamos muchos recursos para seguir desarrollando tecnología, se requiere del apoyo de los gobiernos y de instituciones interesadas en la educación y el desarrollo de todas las personas, para bajar los costos de los dispositivos y que pueda ser accesible para todo el mundo”.

OrCam Technologies ha conseguido que países en Europa otorguen subsidios para poder tener un My Eye con ayuda del gobierno, en América Latina el acercamiento también ha sido a través de instituciones gubernamentales, por ejemplo en Brasil cada biblioteca de Sao Paulo cuenta con un dispositivo My Eye, “así las personas llegan lo usan y los regresan, de esta forma no tienen que comprarlo”.

Sin embargo, la independencia que otorga tener un aparato de esta naturaleza busca que las personas puedan tenerlo todo el tiempo, por ello la idea es seguir buscando las vías para que un mayor número de personas lo pueda obtener. Este dispositivo ya está disponible en México con sus diferentes versiones y funciones.

“Esta tecnología parecería un sueño, algo irreal, por eso  el reto es que la gente nos conozca, que sepa que existe este tipo de soluciones para mejorar la vida de muchas personas (…) Tenemos mucha motivación para quedarnos en México, haremos una inversión importante porque sabemos que nuestra misión es llegar a todos, nuestra idea es platicar también con gobierno, instituciones, organizaciones donatarias, porque requerimos de ellos, esta es nuestra llamada al mundo”, concluyó Hayoun.

El dispositivo requirió más de 10 años de desarrollo y está disponible en 50 países y 25 idiomas, está registrado ante la Food and Drug Administration (FDA) como un dispositivo de asistencia médica, lo que avala que es un dispositivo que mejora la calidad de vida en las personas. Orcam My Eye fue incluido en la lista de las Mejores Invenciones de 2019 de la revista Time.

Los costos van de los 2,000 a los 4,000 dólares, dependiendo de las funciones y del tipo de dispositivo que se quiera adquirir y lo puede consultar en www.orcam.com y en YouTube: 

https://www.youtube.com/watch?v=AC4RIlqohF4

nelly.toche@eleconomista.mx