Borders, la famosa cadena de librerías en Estados Unidos “revivió” en México pese a que en el 2011 se declaró en bancarrota y lo hace de la mano Zozer Santana, el socio de Rodrigo Porrúa  del Villar,  ambos  acusados por presunto fraude.

Después de que El Economista señaló las acusaciones contra Del Villar y Santana, con base en las declaraciones de Flor María Díaz Soto, representante legal de Librería de Porrúa Hermanos y Compañía SA de CV y de Editorial Porrúa SA de CV, los testimonios de otras personas se han multiplicado:  “Nos defraudó y después nos amenazó. Santana era el enganche”.

La novela continúa. Santana aseguró que se separó de su socio Del Villar en noviembre pasado y  se quedó con los espacios para montar un nuevo proyecto: Borders Latinoamérica, librerías que actualmente están ubicadas en Metrópoli Patriotismo y Pabellón Altavista, los mismos locales que antes se publicitaban como Grupo Porrúa.... hasta que fueron demandados como se publicó en estas páginas.

Librerías Borders Group Latin America, asegura tener la licencia para México  e incluso vender la franquicia maestra en otros países; prometen que este año traerán al escritor Stephen King a México y  presumen de que están muy fuertes  en nuestro país  y Emiratos Árabes.

Sin embargo, en uno de los varios mails recibidos por este reportero, una persona (que prefirió guardar el anonimato por cuestiones de seguridad, dijo haber sido amenazado) señala que es una fraude más.

Cuenta que una señorita de nombre Pau Vallejo quien trabaja con Santana le envió el plan de negocios y el proyecto del 2019; curiosamente, ella, meses antes también le hizo  el plan de negocios pero de las franquicias de Grupo Porrúa.

Librerías Borders Group Latin America ofrece franquicias que va de los  500 mil pesos (pequeñas)  de inversión hasta 1,380,000 millones de pesos más IVA pero puede subir el costo.

En  https://borderslatam.com no hay alguna información sobre los dueños ; solo se presume la historia de Borders y que en el año del 2016 la compañía “Barnes & Noble” compró la marca.

“Después de muchos meses me buscó Santana y le tomé la llamada pues pensé que me arreglarían un problema que tuve con ellos, pero no. Me llamaba para decirme que se había separado de Rodrigo pero se me hizo raro pues Borders opera de la misma manera que lo hacía Porrúa del Villar; le colgué y le dije que no”, explicó en entrevista Denisse Pfeiffer, escritora y quien trabaja en la Sociedad General de Escritores de México como directora de la rama de literatura quien también fue engañada por Rodrigo Porrúa con el mismo modus operandi que se ha denunciado en El Economista con varios testimonios.

Entre los beneficios de una franquicia Borders están: Cursos para aprender a escribir, las cuales se darán por escritores, una convocatoria para encontrar nuevos escritores y  prometen que cada año Borders entregará el Premio Internacional Escritores del Mañana en el Palacio de Bellas Artes.

Según documentos, en posesión de El Economista, Borders tiene como proyectos en el  2019 reconocer a Stephen King, Dan Brown, Laura Esquivel, Juan Villoro, Mariano Osorio y Benito Taibo por lo que utilizan fotos de los escritores para promocionarlos.

“El evento se realizaría en  noviembre en el Palacio de Bellas Artes con mas de 40 medios, patrocinadores de marcas importantes y firma de autógrafos de los escritores antes mencionados”.

El escritor Juan Villoro respondió esto sobre el tema:

“No tengo una idea clara de cuál es el objetivo de las librerías Borders. Tienen muy bonito diseño y están en algún centros comerciales, pero casi no tienen libros en los estantes. Hace un año o algo así, nos convocaron a Mónica Lavín, Alberto Chimal y a mí para darnos un premio de su librería. Era un acto simbólico, que no incluía otra cosa que un trofeo ante unas diez personas reunidas en el mall. Como las librerías están en riesgo y respeto a los compañeros con los que me tocaba estar, acepté ir al acto. Pero no tengo ningún compromiso formal con ellos. No conozco la propaganda a la que te refieres (supongo que deriva de esa premiación) y me parece escandaloso el trato que se le ha dado a los autores, según informas en tu reportaje".

Apenas el año pasado, se entregaron los Premios Internacionales de Literatura: Escritores del mañana con la presencia de el CEO de Borders, Zozer Santana en la sala Manuel M. Ponce del  Palacio de Bellas Artes con invitados de honor como: la escritora Elena Poniatowska y el productor Luis de Llano.

Cabe mencionar que premiaron a Alberto Chimal, Pavel Granados, Claudia Marcucetti,  Julio Patán y Carlos Cuauhtémoc Sánchez.

Zozer Santana se acerco a Sogem para invitarlos pero la sociedad le dijo que no.

"De todas maneras uso el logotipo y mencionó a Sogem sin tener autorización en esos premios qhe no estaba claros y ahora el departamento legal trabaja en el tema por el uso indevido", dijo Denisse Pfeiffer.

Además, Borders, presumen alianza con Cinépolis con unas máquinas expendedoras que ofrecerán libros y una alianza con Mumuso quien supuestamente distribuirá los libros de Borders.

Ayer, Antonio Pérez Porrúa, director comercial de Librería y Compañía Editorial Porrúa con más de 100 años de historia señaló a El Economista lo siguiente:

“Sabiendo que iban a perder el juicio contra Porrúa, ahora se robaron el nombre Borders y hacen lo mismo, se aprovechan del nombre como lo hicieron con Porrúa”.

Mientras que la representante legal de Grupo Porrúa que fueron a clausurar  las dos librerías que tenía Del Villar y Zozer Santana en Metrópoli Patriotismo y Pabellón AltaVista que ahora son Borders tras promocionarse como Grupo Porrúa.

Juan Luis Arzoz Arbide, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) señaló en entrevista no tener ningún registró de Rodrigo Porrúa del Villar como editor.

Finalmente, la representante de SOGEM opinó que “ se han acercado unas diez personas afectadas. Nosotros podemos asesorarlos con sus contratos pero no podemos actuar de manera legal.  Yo también fui víctima de Rodrigo Porrúa, escuché el apellido y creí que se trataba de la famosa editorial, pero después me enteré que no y me asesoré con Sogem y bueno, sí me dio 2,000 libros pero pues no hizo nada de lo que prometió”.

Lo que hace la SOGEM es brindar solo asesoría a los afectados pues no son un despacho legal.

“Es hora de que se detengan, de que las autoridades hagan algo porque de lo contrario este individuo seguirá defraudando a la gente que sueña con publicar un libro como. Me sucedió a mí y a varios más”, finalizó  Denisse Pfeiffer.

En tanto, a EL Economista siguen llegando testimonios de gente afectada por Rodrigo Porrúa del Villar y señalamientos otra Zozer Santana.

[email protected]