Los emprendedores, dueños de negocios, profesionistas independientes y empresarios mexicanos son los lectores a los que busca llegar Alejandro Saracho, un emprendedor y profesional de los negocios mexicano que luego de alcanzar el éxito profesional decidió compartir su secreto con los demás.

Alejandro mismo es emprendedor independiente e inversionista, con formación como ingeniero industrial y dos maestrías, una en administración de empresas y otra en marketing. "Me di cuenta de que me gustaba la academia, pero me gusta más los programas especializados, entonces fui a Harvard a estudiar programas de estrategia y liderazgo y fui a Stanford también a estudiar programas enfocados a emprendedurismo".

Con unas credenciales como estas, no es de sorprender que Saracho haya destacado en su área laboral. Trabajó para compañías transnacionales, a cargo del mercado latinoamericano, desarrollando nuevos negocios. "Llegó un momento en el que dije 'quiero aprovechar este talento' (...) y me di cuenta de que para utilizarlo de una forma más expansiva, el grupo donde más podía crecer con dueños de negocios y emprendedores", comenta.

NOTICIA: Las letras latinoamericanas, más allá del Boom

A partir de ahí comenzó un proceso de búsqueda para trasladar las experiencias a más personas. Así empezó una etapa de charlas, talleres y seminarios para ayudar a empresarios y gente de negocios a mejorar sus finanzas. El paso siguiente y natural fue escribir un libro con consejos que funcionan para grandes compañías y que se pueden aplicar a los negocios independientes.

Lo que Saracho busca con su publicación es que las personas aprendan de a hacer las cosas como aquellos que han logrado el éxito en su vida laboral y profesional. Menciona el ejemplo del libro Padre rico, padre pobre, un referente de este tipo de publicaciones. La diferencia con el best seller de Robert Kiyosaki es que Reconfiguración financiera está pensado específicamente para el mercado mexicano.

La libertad financiera

"Parte de mi filosofía personal es que el dinero es un medio, no un fin", asegura Alejandro Saracho. "Pienso que todos tenemos una razón de existir y un propósito de vida, y la parte económica, el trabajar por obtener un sueldo y sobrevivir hace que no te enfoques en lo que vienes a hacer en este planeta".

NOTICIA: Rumania se suma a la fiesta literaria

La libertad financiera, según él autor, es poder pagar los gastos de tu vida a través de los rendimientos que se obtienen de las inversiones. "Con esto se libera el tiempo y desaparece la válvula de presión del día a día, y puedes ayudar a más personas haciendo mejor uso de tus talentos".

El paso a paso

La primera edición de Reconfiguración financiera se publicó en el 2014, esta nueva reedición incluye dos capítulos extra, pero la columna vertebral sigue siendo la misma, los cinco pasos para alcanzar la libertad financiera.

El paso uno es "Piensa", que se enfoca en los cimientos del pensamiento de la gente rica y como entiende el dinero, la responsabilidad de los resultados y la importancia de las palabras, entre otros temas.

NOTICIA: José Narro inauguró XXX Feria Internacional del Libro de Guadalajara

El segundo paso es "Gana", donde se explican las principales fuentes de ingreso activo, la transición a mayores ingresos y las estrategias para ganar dinero. Luego le sigue el paso tres, "Administra", en el que el lector conocerá lo necesario para conservar el dinero ganado, cómo administrarlo, evitar la deuda destructiva y utilizar de manera productiva el crédito.

El paso número cuatro es "Invierte", donde se explican distintos tipos de inversiones, su análisis y las áreas donde mejor funcionan. Incluye también un apartado sobre los riesgos de inversión, con recomendaciones para no perderlo todo. El último paso es "Potencia", un capítulo dedicado a explicar el concepto de deuda expansiva y las estrategias necesarias para potencializar el dinero y el éxito alcanzado.

Para mayor información sobre el trabajo de Alejandro Saracho, visita su página web.

NOTICIA: La ciencia y la música analizarán su relación en la FIL

mariana.ampudia@eleconomista.mx

mfh