La tendencia entre las mujeres mexicanas a no tener hijos va siendo más notable. El estigma de que las mujeres están para tener hijos poco a poco se va disolviendo; ser madre para muchas ya no representa el punto más alto en la realización personal ni el éxito, existen otros intereses. Además el contexto social del país, las dificultades económicas o la violencia son razones mayúsculas para pensarse dos veces querer traer niños al mundo. Para el género femenino aún quedan muchas batallas que ganarse, entre ellas el respeto a la elección de no ser madre. Foto El Economista: Natalia Gaia