El único espacio en la Ciudad de México que ofrece un espectáculo de títeres y artes escénicas para público infantil está en la calle de Guerrero en el centro de Coyoacán. Y aunque ésta no es una historia de amor, La Titería Casa de las Marionetas no sería posible si no fuese por el sueño que tuvieron sus fundadores: Lucio Espíndola y Lourdes Pérez Gay, quienes se conocieron y enamoraron en los años 70 en una comuna de actores en Cuernavaca, Morelos, y sentaron las bases para hacer una compañía de teatro que se especializa en el manejo de títeres.

Gervasio, Urus y Pepe son algunos de los títeres estrella de la puesta en escena El Circo, uno de los actos más solicitados por el público según contó a El Economista la directora y fundadora de la Casa de las Marionetas, Lourdes Pérez Gay.

“El circo lo montamos cada año y la gente nos lo sigue pidiendo. Tenemos público que nos vio cuando eran chiquitos, algunos son papás o abuelos que vienen con sus nietos”, comentó Pérez Gay.

Los títeres —que se presentan en dos escenarios, el primero más grande con capacidad para 120 espectadores y el segundo con cupo para 60— han tenido una larga travesía. Oriundos de Argentina, Lucio y sus títeres llegaron a México huyendo de la dictadura instaurada en su país por Jorge Rafael Videla.

“La mayoría de estos títeres se ha conservado, algunos se llenaron de polilla cuando no teníamos un espacio como éste”. Los títeres tienen un cuerpo tallado en madera, una cabeza de papel maché y los manipulan dos actores con 60 hilos, pueden pesar hasta 10 kilos. “Hicimos todo lo que pudimos para preservarlos pero algunos tuvimos que desecharlos, sin embargo, la mayoría siguen siendo los originales. Además la plástica es de esa época”, detalló la esposa de Lucio Espíndola.

Aniversario 45

Este 2019 la compañía Marionetas de la Esquina, que fundaron Lucio y Lourdes y ahora tiene cinco actores, cumple 45 años y estrena, apenas, cinco años de tener su propio teatro titiritero.

La compañía cuenta con 28 obras presentadas, de las cuales conservan en repertorio 15 que se programan continuamente. “Algunas de las obras tienen un tiempo de vida. Algo sale mal y entonces se van desechando; pero los títeres los conservamos como piezas de arte”, expone en entrevista la directora.

Los personajes, derivados de la dramaturgia de Amaranta Leyva (Premio Nacional de Obra de Teatro para Niños 2006 y Premio Nacional de Novela para Jóvenes 2015), de la imaginación de Lucio y la dirección de Lourdes, también han pisado diversos escenarios en el extranjero y en México, como el paseo de la Reforma y el Centro Cultural Ollin Yoliztli. Los responsables de esta compañía también buscan instruir a más domadores de títeres con talleres y diplomados.

Programación para bebés y adultos

“Este es el único espacio dedicado exclusivamente a las artes escénicas para niños y especialmente con uso de títeres.

Amaranta, que además de dramaturga es responsable de la programación, selecciona a los participantes de una convocatoria que se publica cada año y elige a las obras con mayor calidad, más innovadoras y con más idea de cómo hacer títeres, y las presentamos en este teatro”, destacó Lourdes.

Atendiendo al público más joven, el espacio de La Titería tiene el objetivo de que los niños tomen el espacio y experimenten el teatro, no como un lugar para estar callados y bien portados, sino que puedan proponer, aprender y divertirse.

Para celebrar su aniversario 45 en su programación estrenarán la primera obra para bebés el próximo 30 de enero y la última semana de febrero también estrenarán su primera puesta con contenido dirigido totalmente a público adulto.

[email protected]