La Orquesta Filarmónica de la Universidad Nacional Autónoma de México (OFUNAM), bajo la dirección huésped de Juan Carlos Lomónaco, se sumó anoche al Homenaje nacional al compositor mexicano José Pablo Moncayo (1912-1958), en el centenario de su nacimiento.

Ante una abarrotada Sala Nezahualcóyotl, del Centro Cultural Universitario, la agrupación universitaria interpretó de manera magistral las piezas Tierra de temporal y Bosques , que se caracterizan por su frescura y que fueron fuertemente ovacionadas por los asistentes.

El momento más emotivo del concierto, desde luego, fue la ejecución de Huapango , considerado como el segundo Himno Nacional Mexicano, que los integrantes de la agrupación tocaron con pasión, haciendo vibrar el recinto y poniendo la piel chinita al público.

Gran virtuosismo derrocharon los músicos de la orquesta en la interpretación de la pieza que se estrenó el 15 de agosto de 1941, con la Orquesta Sinfónica de México, dirigida por Carlos Chávez, que ahora fue programada por varias agrupaciones para conmemorar el centenario del natalicio de José Pablo Moncayo.

Los asistentes ovacionaron por varios minutos la alta ejecución de los músicos y la espléndida dirección del maestro Lomónaco, y otros lo hicieron levantándose de sus butacas y seguir aplaudiendo.

La agrupación ejecutó también obras de Antonio Vivaldi, junto con el violinista Sebastian Kwapisz, a través de Concierto para violín, cuerdas y continuo en mi mayor, op. 8 no. 1, La primavera , Concierto para violín, cuerdas y continuo en sol menor, op. 8 no. 2, El Verano .

También, Concierto para violín, cuerdas y continuo en fa mayor, op. 8 no. 3, El Otoño , y Concierto para violín, cuerdas y continuo en fa menor, op. 8 no. 4, El Invierno , que permitió el lucimiento del violinista Kwapisz, que en cada momento plasmó su técnica y virtuosismo en el escenario de la sala.

Juan Carlos Lomónaco es director titular de la Orquesta Sinfónica de Yucatán. Estudió dirección en el Curtis Institute of Music de Filadelfia con Otto-Werner Mueller y tomó clases con Charles Bruck en la Escuela Pierre Monteux, con Marc David en la Universidad de Montreal y con Enrique Diemecke.

Durante 75 años de actividades, la OFUNAM se ha convertido en una de las mejores orquestas de México. Su popularidad se debe a la calidad del conjunto, de sus directores titulares, a la participación de directores huéspedes y solistas de prestigio nacional e internacional.