Juan Villoro tardó varios años en recopilar sus crónicas, relatos cortos o articuentos, que durante 17 años ha publicado en diferentes medios. El escritor rescató algunos de discos duros viejos, otros gracias a sus amigos y unos cuantos los volvió a escribir.

Fue una labor casi arqueológica... He sido muy descuidado, he perdido algunos y fue un trabajo de reconstrucción pero, al final, valió la pena , explicó en entrevista el escritor Juan Villoro.

El autor eligió Coyoacán para platicar sobre su nuevo libro ¿Hay vida en la tierra? publicado por la editorial Almadía.

Cómo nos enamoramos, de qué manera vacacionamos, la manera de celebrar Navidad... En fin, el libro se compone de una serie de miradas a lo mínimo y cotidiano.

¿CÓMO NACEN ESTAS HISTORIAS?

Convirtiendo mi irritación y hartazgo en historias. Son cosas como pasar cuatro horas en el tráfico, ir a una oficina de gobierno donde te va de la fregada o el simple hecho de pedir un café... Decidí escribir mejor lo que me pasaba en vez de quejarme de todo y sentir que había perdido el tiempo.

PERO ¿QUÉ ES ¿HAY VIDA EN LA TIERRA?

Yo quería hacer un retablo de costumbres que más o menos definiera nuestro tiempo y les di una unidad que sería el misterio de lo cotidiano y que a lo mejor, en un futuro, pueda iluminar un poco de cómo era la vida en esos días... Un observatorio de nuestro de tiempo.

Imagino que revisitaste varias de las historias.

Claro, han pasado muchos años y uno va usando algunas muletillas, cuentas el mismo chiste dos veces, evitas alguna grosería porque donde publicas no te lo permite y, al final, también encontré a un Villoro un poco distinto y me di a la tarea de unificar todo el material que, aunque es mínimo, creo que revela mucho de lo que somos.

Los textos se encuentran en la tradición de los escritos por Jorge Ibargüengoitia o Ramón Gómez de la Serna.

La literatura surgió para convertir el sufrimiento en una forma del placer y también, creo, los mexicanos somos irreverentes, irónicos con la realidad para sobrellevarla, como pasa ahora en México con la violencia, la política y todos los problemas, explicó Villoro.

¿CREES QUE SE HA PERDIDO ESTA MANERA DE CONTAR HISTORIAS?

Se ha hecho mucho pero siempre como un trabajo marginal, un poco como de loco que proponen un relato paralelo sobre la vida cotidiana.

El escritor habla de manera fluida, maneja las palabras a la perfección, no duda en su respuesta hasta que...

Para muchos, el mejor Villoro es éste, el del relato corto y la crónica.

Ajá, responde y se ríe.

Es peligroso que una persona se esté evaluando a sí misma pero si tú practicas otros géneros tienes recursos distintos... Por eso me dedicó a muchas cosas y a todas con pasión, no me preocupo tanto por la repercusión.

¿DE VERDAD?

Bueno, si hay una repercusión prefiero que me reconozcan como cronista y periodista... De los demás, (su novela) a lo mejor, después de 200 años se revalúa y alguien dice que nadie la entendió y que era una metáfora del infierno... O qué sé yo.

Durante la charla, es inevitable, brincamos de su libro a la situación de la literatura mexicana y el reciente escándalo del escritor mexicano Sealtiel Alatriste, acusado de plagio.

Inevitablemente en la república de las letras hay escándalos y pleitos que tienen que ver con el poder, presupuestos, famas, pero todo eso sucede también en Miss Universo. Pero el tema del plagio es secundario comparado con la vitalidad y creatividad de la literatura mexicana.

Finalmente, Juan Villoro asegura ser un escritor independiente con diferentes proyectos, una nueva novela, invierte en una obra de teatro, es periodista, columnista, guionista y escribe un libro de niños. Así es Villoro, quien un día decidió que no pasaría su vida dentro de una oficina y hasta ahora lo ha cumplido.

[email protected]