Sus 116 pistas retan a los visitantes a sentir la adrenalina al cobijo de un auténtico pueblo vaquero en Wyoming, Estados Unidos.