El destacado bailarín Isaac Hernández ha hecho historia al ser el primer mexicano que gana el premio más importante de la danza, los Prix Benois de la Danse, los cuales se entregan en el legendario Teatro Bolshoi de Moscú, en Rusia.

Hernández, bailarín principal del English National Ballet en Londres, Inglaterra, fue galardonado la víspera en la ceremonia de premiación de los Prix Benois de la Danse, llevada a cabo en el mítico teatro del ballet ruso, el Teatro Bolshoi de Moscú.

En un comunicado, se informó que estos premios son considerados los Oscar de la danza por su gran prestigio en los círculos más exclusivos y conocedores de la danza a nivel mundial y por su gran relevancia internacional.

El jurado que elige a los nominados y a los ganadores se compone exclusivamente de las personalidades más importantes en la historia del ballet internacional, las cuales han dejado huella en este exigente mundo.

Las estatuillas de estos premios son entregadas a los ganadores en las categorías de Logro permanente de vida, Mejor bailarina, Mejor bailarín, Mejor coreógrafo, Mejor compositor y Mejor diseñador.

Isaac Hernández, de origen jalisciense, fue nominado el pasado mes de enero en la categoría a Mejor bailarín, gracias a sus extraordinarias interpretaciones en el ballet de La Sylphide con el English National Ballet.

Así como en el ballet de Don Quijote con la Ópera de Roma, ocasión en la que tuvo oportunidad de trabajar bajo la dirección artística del legendario bailarín ruso Mikhail Baryshnikov. Isaac fue elegido ganador, lo que es un suceso histórico y sin precedentes para un artista mexicano.

Con esta prestigiosa distinción a Mejor bailarín, Isaac Hernández se consolida como uno de los máximos exponentes del ballet mundial actual, con una excepcional y exitosa carrera internacional que lo ha llevado a ser reconocido por lo círculos más conocedores, como uno de los bailarines más sobresalientes de nuestros días. De esta manera, Isaac ha asegurado un lugar en la historia de la danza internacional para él y para México.

Isaac, como máxima figura del ballet en la historia de nuestro país, comentó: “Es para mí un honor y un gran orgullo poder representar a México dignamente en el mundo. Ser el primer mexicano en la historia que gana este importante premio es muestra de que todo se puede alcanzar si perseveramos en nuestros sueños”.

Dedicó este logro al público mexicano que lo acompaña, a todas las personas que han sido parte de su vida y su camino, a todos los que lo han apoyado, que han creído en él y lo han impulsado a ser mejor como persona y como profesional.

“Deseo que, a través de mi trayectoria, las generaciones jóvenes tengan la certeza de que nuestros más grandes anhelos se pueden lograr si trabajamos para ello.

Es importante que en la vida hagamos lo que disfrutamos, lo que nos mueve a ser mejores y nos hace creer en nuestras virtudes”, expresó.