México.- Convencido de que el arte se puede tocar, el artista plástico cubano Ángel Ricardo Ríos inauguró su exposición El incomodo sofá , en el Museo Universitario del Chopo.

Se trata de una retrospectiva, producto de 10 años de trabajo y en donde presenta un total de 21 esculturas que semejan mobiliario, con un elemento artístico, ejercicios que proponen una visión alternativa del objeto esculturado.

Entrevistado previo a la inauguración, Ángel Ricardo comentó a Notimex que las piezas representan ausencia y posibilidad de uso, chocan conceptualmente al ser esculturas que niegan ser mobiliario, y muebles que niegan ser esculturas.

Dijo que estas obras provienen del diseño interior y tocan el punto entre la funcionalidad y la escultura y agregó que se trata más bien, de una investigación en donde busco que las esculturas que cualquier individuo poseyera en casa, tuviera una función más.

Comentó que cada una de las piezas estás abordadas de tal manera, que el individuo no sabe qué es. En realidad funcionan como esculturas, pero si se les ve desde diferntes angulos y puntos de vista, adquieren una función más’.

Los títulos de cada una de las obras logran que la pieza deje de atraer nuestra atención por su funcionalidad, y más por su capacidad comunicativa.

El título de la muestra, hace alusión respecto cuando alguien se sienta en una silla o sofá y expresa que éste es elegante, pero incomodo.

De pronto vemos una silla hermosa y experimentas y te parece maravillosa, pero consideras que es mejor el asiento de la abuelita , dijo.

De acuerdo con el creador cubano, para quien un artista debe trabajar desde el punto de vista del arte, no así desde el diseño interior, la exposición adquiere relevancia desde el punto de vista arquitectónico y artístico.

La idea es tenerlo en un punto medio; es decir, en la muestra hay obras que son esculturas y otras más, hacen una doble función , comentó.

Obras realizadas en tapicería, otras elaboradas con patas de otras muebles y otras más con lo que parece ser cojines de hule, son algunas de los trabajos que se presentan en esta exposición.

Dijo que lo que interesa en esta muestra escultórica, es que el arte se pueda tocar, pues a través de la historia existe obra que solo se contempla, en mi caso, las esculturas que presento se pueden usar y tocar .

Reiteró que para la elaboración de dichas esculturas se emplearon materiales de otros muebles en desuso.

Ángel Ricardo realizó sus estudios en el Instituto Superior de Arte de La Habana, Cuba; en la Escuela Nacional de Arte San Alejandro y en la Escuela Elemental de Arte 23.

Ha realizado exposiciones en Cuba, Perú, México, España, Panamá, Turquía, Costa Rica, Portugal y Venezuela.

El incomodo sofá estará abierta al publico un mes en el recinto ubicado en la colonia Santa María la Ribera.

BVC