Este sábado, el Instituto Mexicano de Cinematografía, (Imcine) emitió una convocatoria abierta, con especial consideración de la comunidad cinematográfica y cultural del país, para sumarse a las mesas de trabajo que la dependencia llevará a cabo a partir del próximo miércoles, con el objetivo de concentrar sugerencias y posiciones para el fortalecimiento y adecuación del Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine).

Lo anterior, después de que dicho fideicomiso fuera rescatado de su posible extinción cuando, en mayo pasado, el grupo parlamentario de Morena presentará ante la Comisión Permanente un proyecto de decreto para reformar y derogar diversas disposiciones de 14 leyes, entre ellas, los párrafos de la Ley Federal de Cinematografía que validan la vigencia y operación del Fidecine, intención de la que los legisladores recularan días después, por efecto de la defensa pública de la comunidad del séptimo arte, y garantizaran su permanencia y fortalecimiento.

De esa manera, la dependencia encabezada por la cineasta María Novaro propuso los tiempos y temas de las primeras cuatro mesas de trabajo, que se llevarán a cabo, del 1 al  3 de julio.

En ellas, dio a conocer la dependencia, se abordarán las convocatorias, tipos de apoyo, requisitos, inclusión, descentralización y mecanismos de evaluación para los apoyos que ofrece el Fidecine a los cineastas solicitantes, así como el enriquecimiento del fondo de cara a la formación de un fideicomiso único que concentre lo mejor de este y del Foprocine, en proceso de extinción.

La primera mesa de trabajo se efectuará el miércoles 1 de julio a las 11:30 horas y llevará por título “Adecuaciones a los artículos correspondientes a Fidecine en la Ley Federal de Cinematografía”. Un día después, en el mismo horario, se llevará a cabo la mesa “Apoyo a la producción de largometrajes documentales”. Ese mismo día, a las 17:00 horas, tendrá lugar la tercera mesa, con el tema “Apoyo a los cortometrajes (inclusión al fondo)”. Finalmente, el viernes 3 de julio se efectuará la última sesión de esta primera ronda: “Apoyo a la producción de largometrajes de ficción”.

Esta primera convocatoria se dio a conocer después de que el Imcine se reuniera el miércoles pasado con 20 agrupaciones centrales y orbitales de la industria del séptimo arte en el país, como la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC), la Asociación Mexicana de Productores Independientes (AMPI), Cine de Pueblos Indígenas, el Movimiento Colectivo para la Cultura y el Arte en México (Moccam), la Red de Festivales Cinematográficos, así como directores, productores, guionistas y estudiantes de las escuelas de cinematografía, entre otros.

En dicha reunión, dio a conocer la AMACC, “solicitamos que la primera mesa se dedique a la exposición y análisis de la iniciativa de reforma y adiciones al capítulo VII de la Ley Federal de Cinematografía, como punto de partida para la formación de las siguientes mesas de trabajo”. Asimismo, la Academia celebró que Imcine fuera congruente con lo expresado durante la reunión e hiciera efectivo que se abra el diálogo con la ley como prioridad.

El capítulo VII, “Del fomento a la industria cinematográfica”, de la Ley Federal de Cinematografía consta de ocho capítulos (del 31 al 38) en los que dicta que tanto las empresas que promuevan, distribuyan, exhiban y/o comercialicen cine nacional o trabajos hechos por estudiantes de cinematografía, así como aquellos cines y circuitos no comerciales que exhiban cintas de valor educativo, artístico o cultural, son acreedores a estímulos fiscales. Además avala la creación del Fidecine, regula la integración de sus recursos y señala la integración del Comité Técnico encargado de evaluar los proyectos y asignar recursos.

Del 6 al 10 de julio se llevará a cabo una segunda ronda de conversaciones, cuyos pormenores se darán a conocer el próximo jueves.

[email protected]