Una industria en la cual nuestro país ha logrado grandes éxitos es la del cine. Muchos años antes de que aparecieran los grandes ídolos actuales del séptimo arte como Emmanuel Lubezki y Alejandro González Iñárritu, la industria del cine mexicano ha sido ampliamente reconocida y rentable a nivel mundial.

En sus inicios, los bajos costos de filmación y producción que ofrecía nuestro país en comparación con EU hicieron que grandes presupuestos de Hollywood migraran al sur de la frontera. Esto, en parte, fue causa del éxito de los grandes estudios en la década de los 40 y 50, como los legendarios Estudios Churubusco, fundados por Emilio Azcárraga Vidaurreta y la extinta empresa estadounidense RKO.

Otros factores que apoyaron este suceso han sido la importante oferta de recurso humano que nuestro país ha generado, así como la cantidad de contenido de alta calidad en nuestro idioma. Desde los inicios de la industria cinematográfica en México, nuestros actores, escritores, guionistas, camarógrafos y directores han logrado trascender fronteras como en ninguna otra industria y a la fecha México sigue siendo un gran semillero de talento para la industria cinematográfica. Escuelas como el CUEC, el CEA y más recientemente CasAzul han hecho un gran trabajo formativo en este campo.

Un éxito en estos días fue el lanzamiento de la película?No manches, Frida, protagonizada por Martha Higareda, Omar Chaparro y Fernanda Castillo. Con una estrategia muy atinada por parte de Videocine, empresa que la distribuye, la cinta se colocó a la cabeza del top 10 de taquilla en México en su fin de semana de estreno, recaudando más de 63.2 millones de pesos.

Desde hace algunos años, las distribuidoras y los estudios han comprobado que presentar sus estrenos en fines de semana festivos es un factor que puede ayudar mucho a los ingresos de la primer semana, que generalmente resulta crucial para el futuro de la cinta.

Los primeros números arrojados por No manches, Frida, indican que la película fue vista por 1 millón 295,266 asistentes en México durante el fin de semana del 15 al 18 de septiembre, colocándose en primer lugar, y superó a cintas como ?Mi amigo el dragón, No respires, El bebé de Brigdet Jones y Star Trek. Sin límites, entre otras grandes producciones.

Otra estrategia que le ha resultado bien a Videocine es estrenar en Estados Unidos y después traerla a México. A tres semanas de su estreno allá, también durante un fin de semana largo (Labor Day Weekend), la cinta dirigida por?Nacho G. Velilla, se ubica ya como una de las películas mexicanas más exitosas, recaudando hasta el momento más de 9 millones de dólares. Esto ubica a No manches, Frida entre las películas mexicanas más taquilleras, junto a No se aceptan devoluciones (2013), cuyas cifras siguen siendo impactantes: una recaudación total en México de 600.37 millones de pesos y en Estados Unidos de 44.5 millones de dólares.

No manches, Frida es una película producida por Edward Allen, Mauricio Argüelles y la propia Martha Higareda. Se filmó en la Ciudad de México y la parte musical corrió a cargo de Reik, Sin Bandera, Pablo ?Alborán ft. Jesse & Joy y Julieta Venegas, entre otros.

Otro estreno de gran éxito este año fue Qué culpa tiene el niño, escrita y dirigida por Gustavo Loza, con una recaudación total de 192.3 millones de pesos en México.

Considerando esta extraordinaria cifra, imagínese lo que esta película hubiera logrado en Estados Unidos de haberse lanzado también allá.