El rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, exigió de manera solidaria el rescate económico de las universidades con vulnerabilidad financiera y demandó presupuestos crecientes a toda la educación superior pública.

“Entendemos y nos comprometemos con la responsabilidad social que implica el ejercicio transparente de los recursos del Estado y de su fiscalización por las autoridades competentes”, agregó al recibir el reconocimiento del Consejo Nacional de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), por ser promotor de la universidad pública, de la defensa de sus prerrogativas y las responsabilidades que entraña la autonomía, así como por su gestión al frente de la UNAM.

En ese sentido, Jaime Valls Esponda, secretario general ejecutivo de la ANUIES, destacó que la UNAM ha desempeñado un papel fundamental en la defensa de la universidad pública autónoma. “Ha liderado la reflexión y el análisis sobre la libertad y la responsabilidad social para ejercer esta autonomía universitaria”.

En tanto, el rector Enrique Graue enfatizó que a las universidades públicas y privadas que conforman la ANUIES las unen aspiraciones y convicciones, como que el desarrollo de la nación no será posible sin una juventud educada con calidad para lograr egresados competentes, capaces de adaptarse a los cambios y detonar el futuro que este país reclama y se merece.

Para lograr lo anterior, dijo, es indispensable contar con suficiencia presupuestal que les permitan crecer, innovar, superar brechas y enseñar en ambientes educativos adecuados, y actualizados tecnológicamente.

Y también, apuntó, “reclamamos el esclarecimiento de ilícitos presupuestales para que la sociedad mexicana tenga la certeza de que las instituciones de educación superior usamos los recursos con pulcritud y transparencia”.

En el salón Jesús Reyes Heroles del Centro de Innovación y Desarrollo de la ANUIES, expuso que las cerca de 200 instituciones que conforman esta agrupación están convencidas de la necesidad de educar a un mayor número de jóvenes mexicanos, particularmente en entidades que han tenido rezago educativo histórico, por ello celebran que el Estado asuma la obligatoriedad de cumplir con esas aspiraciones y que se haya elevado a nivel constitucional el compromiso de hacerlo.

Asimismo, reconocen la importancia de investigar y generar nuevos conocimientos, de invertir en ciencia, tecnología e innovación. “En esto, en forma respetuosa, pero decidida, seguiremos insistiendo”.