La galería OMR se desarrolló de manera orgánica desde sus comienzos. Interesados en promover el arte en nuestro país y acercarlo a todos sus habitantes, Jaime Riestra y Patricia Ortiz Monasterio fundan la galería en el año de 1983 manteniendo siempre en su línea el arte contemporáneo.

Ésta tuvo sus inicios con la fabricación de marcos, lo cual trajo consigo la primera muestra inaugural de la galería, titulada Bestiario de Fotografías, con las imágenes de Adolfo Riestra, Pablo Ortiz Monasterio y David Lynch. Ésa fue la primera de una larga historia de más de 400 exposiciones que la galería ha presentado en estos 30 años.

Pioneros en impulsar el arte contemporáneo en México, OMR se posicionó como una de las primeras galerías en el país que desde hace ya poco más de dos décadas cuenta con una impórtate presencia en el ámbito internacional, participando en las ferias más importantes y reconocidas de arte, teniendo siempre como principal objetivo no sólo promover a artistas mexicanos, sino también difundir la cultura del coleccionismo en nuestro país.

Cambio de batuta y renovación

La Galería OMR atraviesa un proceso de evolución y renovación. Cristóbal Riestra, diseñador industrial e hijo de Patricia Ortiz Monasterio y Jaime Riestra, toma la dirección de esta empresa con altas expectativas y un proyecto muy visionario para el que menciona algún día espera poder convertir a OMR en una galería y centro cultural.

Aquí seguiremos promoviendo la cultura mexicana, trayendo y llevando al extranjero para que la cultura mexicana no sea sólo un ‘ya capturaron al Chapo ’, sino mucho más que eso.

Hay mucho por hacer y éste es un esfuerzo más de tantos que se han sumado a esta causa y que hay que seguir trabajando para disfrutar artistas de nivel, tanto mexicanos en el extranjero como del extranjero en México , dijo Riestra hijo.

Otra de las nuevas noticias para esta casa del arte contemporáneo es su cambio de sede, que después de haber residido mucho tiempo en la legendaria casa en Plaza Rio de Janeiro guarda todas sus cosas y se muda a unas cuadras en Córdoba número 100, colonia Roma Norte.

Para Cristóbal y todo el equipo de la galería, se trata de un reto enorme que no sólo debe trascender el legado de OMR, sino establecer un nuevo estándar en la industria.

Con esto menciona que no piensa hacer grandes y rotundos cambios, sino que mantendrá la esencia con la que se ha trabajado estos más de 30 años y el objetivo es sumar estrategias de producción, promoción y distribución afines a la escena actual del arte en México, en donde la cultura del coleccionismo está en auge y las prácticas artísticas rebasan la creación de un objeto.

En estos días, las personas ven mucho el arte como tan sólo una inversión o compran sólo porque se ve bonito y combina con la sala y no; si bien en estos tiempos el arte representa una buena inversión, mi objetivo es también crear una apreciación y una cultura hacia la forma de mirar el arte , agregó el nuevo director.

Con nuevas y espaciosas instalaciones la nueva sede, mencionan, implementará un acercamiento más directo con los espectadores, promoviendo así conferencias con algunos de los autores que se presentan, ciclos cinematográficos, grabaciones y si es posible algunos talleres en donde los artistas apoyen a los asistentes.

Primera muestra del nuevo ciclo

La primera piedra de esta nueva etapa estará a cargo del artista Jorge Méndez Blake, quien con Ventana poniente, su exposición, decide plasmar en diferentes formas de arte una reflexión sobre el proceso de creación literaria que mantuvo en vida una de sus escritoras favoritas, Emily Dickinson.

La muestra es una profunda observación sobre el lugar de creación de las grandes mentes y surge después de visitar la casa de la famosa poetisa Emily Dickinson, quien escribió gran parte de su obra en un pequeño estudio, frente a una diminuta ventana, sobre un pequeño escritorio.

Emily Dickinson me interesó porque era una historia muy particular de vida, una intensidad en su poesía que me atraparon desde el principio, lo interesante es que ella fue una persona prácticamente desconocida, que no trascendió; durante su tiempo de vida solamente tuvo 12 publicaciones, sin embargo, escribió alrededor de 1,800 poemas , contó Méndez Blake.

Espacios llenos de color, una pequeña y antigua mesa que representa el lugar donde la escritora realizaba por las noches sus obras, hasta una característica e icónica lámpara de alcohol se encuentran en la exposición.

OMR?

Córdoba 100, ?colonia Roma

?Reinauguración: ?2 de febrero