Mientras en la costa este de Estados Unidos se vive uno de los inviernos más fríos de los últimos 40 años, en el Reino Unido un sistema de baja presión, ha causado una de las más desastrosas inundaciones del río Támesis. Fotos: AFP, AP y REUTERS