El polifacético artista catalán de vanguardia Antoni Tapies falleció este lunes a los 88 años, confirmaron fuentes del Ayuntamiento de Barcelona, informadas por sus familiares de su deceso.

Tapies fue un artista autodidacta y su obra tuvo trascendencia internacional, siendo expuesta en varios museos del mundo.

Considerado uno de los artistas catalanes de vanguardia más importantes del siglo XX, Antoni Tapies había recibido la medalla de oro de la Generalitat (gobierno autónomo catalán) en 1983, dos años después de haberse adjudicado el premio de la Fundación Wolf de las artes.

Asimismo, recibió el Premio Príncipe de Asturias de las Artes (1990), la Medalla Picasso de la Unesco (1993) y el Premio Velázquez de Artes Plásticas (2003).

El rey de España, Juan Carlos I, le otorgó en abril del 2010 el título de Marqués de Tapies.

En 1984, el artista creó la Fundación Antoni Tapies con el fin de promover el estudio y el conocimiento del arte moderno y contemporáneo.

Para cumplir con estas finalidades, la Fundación fijó su sede en 1990 en la antigua Editorial Montaner i Simon, obra del arquitecto modernista Lluís Domenech i Montaner, restaurada y acondicionada.

Una vez renovado, el edificio -construido entre 1881 y 1885- fue escenario de múltiples exposiciones y cuenta con una de las mayores colecciones de obras del artista, constituida principalmente a partir de donaciones del propio Antoni Tapies.