Galería: Pirotecnia, bocinazos de automóviles y gritos de júbilo se escuchan en las calles España y en algunos lugares de México, tras el trinfo de la Furia Roja sobre Alemania, en las semifinales del Mundial Sudáfrica 2010.