El rock es uno de los géneros más populares a nivel mundial. Varios son los conciertos y festivales de ramo nacional e internacional que llegan a nuestro país con cada vez más asistencia de público mexicano que va a corear las canciones de sus bandas favoritas.

Electro rock, rock progresivo, indie, son algunos de los géneros más aplaudidos y escuchados, pero qué pasaría por su cabeza al escuchar rock indígena.

Un género quizá poco conocido, que muchas personas aún no se han tomado el tiempo de poder apreciar.

La música indígena de México no es un vestigio empolvado de nuestro pasado, sino una realidad viva y diversa que concurre aquí y ahora, en nuestro abrigado presente. Jóvenes indígenas de diversas latitudes, hablantes de alguna lengua materna en alguna de sus múltiples variantes, se han apropiado de géneros musicales contemporáneos como rock, el metal, el hip hop, el reggae y el ska para construir nuevas plataformas creativas que transformen nuestra escucha y transgredan las barreras del silencio y la discriminación.

Estruendo Multilingüe

El pasado viernes se llevó acabo en el Museo Universitario del Chopo, como parte del Estruendo Multilingüe, el ciclo de música contemporánea indígena, un concierto en el Foro del Dinosaurio, en el cual se presentó el grupo de rock tzotzil chamula Vayijel.

Vayijel es una agrupación proveniente de San Juan Chamula, Chiapas. Ellos fusionan el rock y el metal con la música tradicional de su comunidad; su propuesta es conocida en Estados Unidos, Guatemala, Perú, Bolivia, Venezuela, Brasil, Colombia, Chile y Argentina

Eran las 8 en punto de la noche, la oscuridad ya cubría a la ciudad de México. Olor a tierra mojada en las calles, debido a la lluvia, la gente comenzaba a llegar, cada vez eran más los carros estacionados a las afueras del museo.

Es curioso, me invitó una amiga, no soy fan del rock, pero el hecho de escuchar rock indígena me despertó mucho la curiosidad de querer venir a conocerlo , dijo una chica con sorpresa.

Los asientos llenos, personas de todas las edades, listas para poder comenzar a escuchar este gran concierto.

Llega un silencio, tan sólo se puede escuchar una voz anunciando la entrada del director del museo José Luis Paredes Pacho que entro a dar la bienvenida y anunciar el cierre de dicho evento.

En las butacas las personas ansiosas por que ya todo comenzara emitieron un fuerte aplauso y haciéndola un poquito de emoción, aparece Vayijel, un tanto serios y reservados comenzaron su primera canción. Un concierto completamente de música rock, pero con esa pequeña variación, la voz es cantada en lengua tzotzil.

Se podía notar la cara de extrañeza en muchos, porque aunque muchas de ellas tenían un buen ritmo, era muy escaso el público que conocía esa lengua.

La gran fiesta sigue, música, cultura y aplausos iban dejando cada uno de sus números musicales, nuestro objetivo como banda es hacer que nuestra lengua no muera, que siga trascendiendo y que los ahora jóvenes la sigan conociendo , dijo Oscar López, cantante y guitarrista de la banda.

En la esquina de la parte de abajo del escenario, tres chicas dejaron sus lugares y comenzaron a bailar al ritmo de la agrupación, para que casi al final se le uniera otro chico emocionado por la agrupación. Aplausos constantes, gritos de saquen el pox y gente bailando desde sus butacas fueron de las cosas más representativas en este evento.

Al finalizar con sus canciones el público les regalo un aplauso de más de dos minutos, una muy buena idea, mezclar su lengua con un género que todos escuchamos a diario , dijo Anahí, una de las asistentes al evento.

Actualmente Vayijel prepara su segundo disco con la colaboración de Jheiva, productor que trabajó con David Bowie, Moby y The Strokes, entre otros.