Alonso Arreola compone, toca el bajo, es periodista, da clases, regala sus discos en el Metro y hasta inventó un instrumento para practicar bajo.

Es un músico, dice, en plena experimentación musical, pero también de formatos, formas de producir y distribuirla.

La entrevista con el bajista Alonso Arreola se pacta dentro de su laboratorio , su estudio de Coyoacán, rodeado de múltiples muñequitos de todo tipo, copas de vino, fotos, carteles y varios bajos que descansan en su pequeño estudio de grabación.

¿Cómo decides hacer tantas cosas a la vez?

Se llama supervivencia. Intento que la música exista sin tantos obstáculos, porque en estos tiempos, la manera en que se produce y distribuye la música, para compositores como yo, sólo es un obstáculo.

¿Por eso vas por el camino más difícil?

Todo lo que hago es para existir como músico. Soy hiperactivo pero claro que hay momentos muy duros en los que con alguien quedo mal (risas) pero afortunadamente han funcionado los proyectos.

Alonso Arreola ha tocado con muchas bandas como La Barranca, musicalizado películas, obras de danza o escrito algún libro... Pero en los últimos años se ha dedicado a producir una trilogía musical compuesta por Las transfusiones de cruento, Los contagios de cruento y Los restos de cruento editados por el sello Intolerancia en el 2011.

La música que haces es inclasificable...

Sí, porque me gusta el hip hop, el jazz, la electrónica... Es más, sí pudiera tendría un grupo de cada género. Pero lo que hago sí tiene algunos parámetros y ya dentro de ellos juego con la música.

Alonso Arreola es compositor, bajista y escritor... Ha tocado junto a Trey Gunn y Pat Mastelotto de King Crimson, Jaime López y Alfonso André, entre muchos otros.

La música de Arreola es resultado de su experimentación. Por eso juega con casi todos los géneros, estructuras y ritmos que dan como resultado un mosaico musical que sorprende.

La música no debe tener límites

Hace un año, Alonso Arreola decidió regalar su música, muchos lo tiraron de a loco pero... Fue algo interesante, porque de pronto Prince y Radiohead  hicieron cosas muy parecidas... Fue un eco involuntario y funcionó muy bien la idea. Creo que la música hay que compartirla .

El próximo 27 de enero, en el sótano del Centro Cultural España (Espacio X) el músico presentará una trilogía de discos que muestran los resultados de sus experimentos musicales que se pasean por el jazz, el rock y cualquier otra locura.

La música se puede descargar en mi página pero, de todas, maneras me gusta el disco: es una huella física, tangible, quiero que mi música siga existiendo físicamente .

Para el concierto, su hermano Chema Arreola y amigos como Alex Otaola, Denise Gutiérrez, Alfonso André y Sabo Romo lo acompañarán en el escenario.

Además, parte de las ganancias de las ventas de los discos serán destinadas a una asociación de niños con VIH y todo es posible por muchos patrocinadores y amigos , comentó.

Sobre su trabajo como maestro, Arreola tiene el taller didáctico LabA donde da clases.

Tengo alumnos de todas las escuelas que buscan experimentar y encontrar su sonido... Hacer música que los represente y es donde yo trato de ayudarlos pues no todos alcanzan a hacer eso .

[email protected]