Sin sorpresas y mostrando un estancamiento, el sector cultural representó 2.8% del Producto Interno Bruto (PIB) en México, con 450,683 millones de pesos y más de 1 millón de puestos de trabajo, según la Cuenta Satélite de la ?Cultura de México 2014, con año base 2008, que presentó el Inegi.

A pesar de que el PIB es superior a los datos presentados en el 2014 con la Cuenta Satélite de Cultura de México 2008-2011, cuando se presumió que el PIB de cultura aportaba 2.7%, con 379,907 millones de pesos; prácticamente la participación económica del sector cultural muestra un estancamiento durante los últimos cinco años y las diferencias sólo se registran en el flujo de dinero destinado a la cultura, pero no en el porcentaje final.

Por ejemplo, en el 2008, el ?Inegi reportó un flujo de 320,478 millones de pesos, mientras que en el 2009 fue de 318,414 millones de pesos. Para el 2010 alcanzó los 348,389 millones, pero continuó creciendo en el 2011 con 379,907 millones; mientras que en el 2012 se alcanzaron los 405,997 millones y el año pasado el gasto fue de alrededor de 400 millones de pesos.

Por lo que estas variaciones no afectan de manera determinante 2.7 y 2.8% que registra el sector cultural en el PIB, pero no logra crecer.

Artesanías y juguetes, el mayor consumo cultural

Del 2.8% del PIB cultural, 2.1 puntos corresponden a bienes y servicios de mercado y las actividades de no mercado contribuyeron con 0.7 puntos, que incluye la producción cultural de los hogares.

Pero, ¿cuánto gastan los mexicanos en cultura? En el 2014, los hogares, el gobierno, las sociedades no financieras y los no residentes en el país, entre otros, realizaron un gasto en bienes y servicios culturales que alcanzó un monto de 549,325 millones de pesos.

Este monto se concentró principalmente en la adquisición de artesanías y juguetes tradicionales, así como de medios audiovisuales, con cerca de 60% del gasto total en cultura, aproximadamente.

Los hogares derogaron 65.6% de este gasto; seguido del gobierno, con 28.3%; las sociedades no financieras, 3.7%, y los no residentes en el país, con 2.4% restante.

Por finalidad del gasto, éste se ejerció principalmente en la adquisición de artesanías y juguetes tradicionales, con 36.1%; el consumo de medios audiovisuales, 22.6%; la producción cultural de los hogares, 17.4%; en artes escénicas y espectáculos, 6.5%; en la gestión pública de actividades culturales, 6.1%; libros, impresiones y prensa, 5.5%; artes plásticas y fotografía 1.9%, y en música y conciertos; así como en patrimonio material y natural, y en diseño y servicios creativos, 1.3%, en cada caso.

Un dato importante es que los resultados de la Cuenta Satélite de Cultura no son absolutos y ha sido cuestionada en su momento por expertos, como el economista Ernesto Piedras, quien calculó que el PIB cultural era superior a 7%, y Eduardo Cruz Vázquez, coordinador del Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (Grecu-UAM).

Dentro de la reforma cultural que necesita México es necesario rehacer la cuenta satélite, digo, no está mal, pero no está bien. Tenemos que reclasificar y crear una división sectorial distinta, para que pueda aspirar a hablar de tú a tú con otros sectores productivos , de acuerdo con Cruz Vázquez.

Regresando a la Cuenta Satélite de la Cultura de México 2014 ésta arroja que las actividades vinculadas con el sector de la cultura generaron empleos equivalentes a 1 millón 25,808, éstos representaron 2.4% de la ocupación total del país. La elaboración de artesanías y juguetes tradicionales, junto con la producción cultural de los hogares y el comercio de productos culturales aportaron 71% de dichos puestos.

La participación del sector cultura es de 2.8%, mientras que el turismo, de 8.4%; la salud, de 5.1%, y la minería (sin contar el petróleo) es de 2.0%, aproximadamente.

[email protected]