Desde pequeño Ed Lorenz entró en contacto con la música de Frank Sinatra, Tony Bennett, Nat King Cole y los grandes exponentes del swing, y desde aquellos días quedó flechado. Ni la música clásica, ni el rock ni la balada fueron lo suyo. Su alma y voz estaban hechos para el jazz.

El jazz es un género que ha estado vivo siempre, pero la gente lo ha puesto en un lugar de nicho , comenta Lorenz sobre este estilo musical que poco a poco ha ido tomando fuerza, de tal manera que en agosto dio inicio el primer festival de Big Band en la Ciudad de México, que tiene como escenario el Lunario del Auditorio Nacional.

Todos los miércoles se presenta una banda diferente y este 24 de agosto toca el turno a Ed Lorenz y su big band, quienes interpretarán temas que abarcan ocho décadas, con cinco saxofones, cuatro trombones, cuatro trompetas, piano, guitarra y batería.

El repertorio combina clásicos que Lorenz ha presentado desde hace varios años, como música de John Labarbera, Quincy Jones, y temas como All of Mine , As Time Goes By , My Way y I’ve Got You Under My Skin , entre otros. Pero habrá sorpresas, pues se introducirán temas modernos que no fueron hechos para jazz, como Pretty Woman o Crazy Little Thing Called Love .

Es un concierto que tiene muchos tintes, entre clásicos y modernos; también presento algunos de mis temas que he grabado. El repertorio de este concierto es más universal, porque con ese desconocimiento que tiene la gente del género, le podría parecer poco denso, y si vas a un concierto y no conoces la mitad, pues, te duermes , nos comenta Lorenz, y agregó lo siguiente: El movimiento ha crecido mucho a partir de artistas como Michael Bublé, Rod Stewart (quien ha interpretado canciones del American Songbook) y Diana Krall. Y con la muerte de Natalie Cole y el último disco de Tony Bennet con Lady Gaga, la gente ha descubierto este género .

Durante sus 51 años de edad el cantante lleva 15 en los escenarios, pero siempre ha vivido de su voz: es un reconocido locutor comercial pero un buen día decidió que era tiempo de lanzarse a lo que era su pasión: Yo estudié primero música clásica, por muchos años y siempre tuve de la mano el jazz; no fue una dificultad dejar el canto clásico e irme al jazz.

Lo clásico es complicadísimo y requieres de un talento espectacular. Y yo, en el momento en que lo dejé, no sentía que tuviera ese talento para llevarme a los grandes escenarios como yo pretendía. Pero no me causó ningún conflicto. Y dije: ‘no pasa nada, me dedico a eso que me gusta tanto’. Lo único que tuve que hacer fue perfeccionar la técnica porque es muy diferente la técnica clásica, se requiere de un tiempo especial, porque no es a 4/4 como el rock. Y muchos me dicen: ‘oye, es que es dificilito’, pero a mí no me lo parece. Son cosas que tienes o no tienes, me parece más difícil cantar salsa o tango .

Lorenz recuerda que cuando era chavo tuvo alguna vez una banda de rock, pero considera que no tiene ese tipo de voz. En el rock era gritar y a mí me cuesta mucho trabajo. Y ya después descubrí el soft rock o la balada, pero el rock requiere de voces muy delgadas y lo espectacular son voces con registros altos.

Y mi registro, aunque soy tenor, es muy bajo. Entonces el rock me costaba muchísimo trabajo. Y la balada en español nunca se me ha dado. En el disco anterior que lancé en octubre, que se llama Love es amor, grabé tres o cuatro temas en español e hice un arreglo medio chill out y jazzero de Morena Mía , y me gustó, pero la verdad es que descubrí que eso no es lo mío .

Ed Lorenz y su big band se presentan por la noche en el Lunario del Auditorio Nacional (boletos en Ticketmaster). Para más información sobre otros conciertos del festival, visite el sitio www.lunario.com.mx

@faustoponce