Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 contarán con un espectáculo monumental, la ópera Turandot, de Giacomo Puccini, que tendrá como director musical al tenor Plácido Domingo y en la dirección escenográfica al cineasta chino Zhang Yimou, a quien se recuerda por ser la mente creadora de la impresionante ceremonia de inauguración de las Olimpiadas de Pekín 2008. La espectacular puesta en escena congregará a 600 artistas de China y de Reino Unido, y se realizará en el Estadio de Wembley el 23 de junio del 2012, de acuerdo con información del portal electrónico de la Embajada China en Buenos Aires.

Zhang Yimou es el director de cine más famoso de su país con varias nominaciones a los premios Oscar por películas como La linterna roja, Héroe o La casa de las dagas voladoras, entre otras.

La representación de esta gran ópera, famosa por estar ambientada en China y por ofrecer un conjunto de arias bellísimas (entre ellas Nessun Dorma ) se da en el marco del Festival de Londres 2012, que incluye un amplio programa de conciertos, exhibiciones, películas y actividades culturales en vivo a lo largo de 12 semanas previas a los Juegos Olímpicos.

De acuerdo con las nuevas tendencias en la ópera mundial se está montando una versión moderna de Turandot. La pieza combinará la música y el libreto originales de la época con efectos especiales luminosos y sonoros, en una gigantesco escenario de más de 100 metros.

EXOTISMO CHINO

El argumento de la obra es muy sencillo, pero contiene elementos que lo hacen muy atractivo: la idea del exotismo chino en boga en la época en que la creó Puccini y la trama que describe a una princesa de hierro (cuya hermosura sólo se equipara a su crueldad) a la que muchos hombres quieren enamorar. Para conseguirla, los candidatos deben resolver tres enigmas planteados por ella. Si no lo hacen son ejecutados inmediatamente. Sólo el príncipe extranjero Calaf descifra los enigmas y, al final, luego de una fuerte resistencia conquista a Turandot.

Para la puesta en Londres, Zhang se propone hacer hincapié en los elementos estéticos chinos , más allá de otras versiones que se han montado en el mundo.

Durante mucho tiempo Turandot estuvo prohibida en China por considerar que daba una mala imagen del país; sin embargo, a últimas fechas las cosas cambiaron. Se sabe que el artista Zhang hizo su debut en el mundo de la ópera cuando dirigió precisamente Turandot en la ciudad prohibida de Pekín en 1998.

También produjo otra versión de esta misma obra en el Estadio Nacional (El Nido del Pájaro) para las Olimpiadas de Pekín ante 60,000 espectadores que vitorearon al director.